LA PICONERA

LA PICONERA

domingo, 9 de junio de 2019

Papá

Hoy he amanecido con uno de esos días tonto, donde la tristeza se ceba invadiendo mi corazón como un hierro candente, penetrando poco a poco, desgarrando todo lo que encuentra a su paso sin compasión.
Mi mundo se ha venido abajo, no  veo la manera de eludir esos negros nubarrones que me acechan en la distancia, presagiando que muy lentamente engullirás todo lo que me rodea.
 A día de hoy, no estas para cobijarme, en ese refugio de seguridad que tú me proporcionabas cada vez que lo necesitaba, donde sabia que nada malo me podía suceder, siempre estabas ahí, apoyándome y aconsejándome para que todo me resultara más cómodo.
Deseo cerrar los ojos, y al abrirlos, tenerte ahí  a mi lado, pero se que eso  no ocurrirá.
Y cómo cada día, te sigo echando de menos.

28 comentarios:

  1. Por desgracia mi querido Fibo, también tengo esos días nublados, llenos de tristeza y nostalgia que funden sin querer todo lo bello que pueda tener el día. Una manera hermosa de descargar ese vacío a través de tus letras, una forma hermosa de desahogar el alma.

    Mi abrazo y cariño amigo, te mando una sonrisa!!

    ResponderEliminar
  2. Es el pilar... La raíz de lo que somos... Hay días que pesa la ausencia de alguien tan importante y querido. Precioso homenaje, Fibo. Mi abrazo.

    Mil besitos con cariño y feliz día.

    ResponderEliminar
  3. yo fui bendecida con cuidar de ambos hasta su muerte , fueron años y pasaron como un soplo , de ellos somos sus testigos y de ellos heredamos valores que nos hacen ser la persona que ven otros , somos sus manifiestos vivos


    buen comienzo de semana Fibo

    ResponderEliminar
  4. Hago tu escrito mío Fibo, los echo mucho de menos, hoy precisam

    ResponderEliminar
  5. Precisamente hoy, es un día de nubarrones,su recuerdo ha estado muy presente.
    Sigo con mi descanso.
    Un abrazo.😘💙

    ResponderEliminar
  6. Mi querido amigo, hay que cuesta que la tristeza nos invade al sentir esa persona que ya no está a nuestro lado.. el podernos cobijar en sus brazos y darnos fuerzas para seguir adelante.. de algún modo ellos siempre están ahí sujetandonos para no caer en ese pozo oscuro.
    Un abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Siempre se extrañan, como no hacerlo si eran nuestro refugio, es el amor mas allá de todo el amor de un padre, somos una parte de ellos. Te abrazo a la distancia, un beso mi Fibo.

    ResponderEliminar
  8. Hoooo, este relato me dejó muy triste, extraño mucho a mi padre, aunque los últimos años fuí yo quien lo cuidó y protegió a él, siempre se extrañan los seres importantes en nuestras vidas. Un abrazo amigo que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  9. Yo también l,lo echo mucho de menos me hubiera gustado preguntarle tantas cosas, uuufff me llegó al alma gracias un besote amigo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  10. Uy yo tambien echo de menos a mi padre. Bello relato muy sentido

    ResponderEliminar
  11. Ofú Fibo. Cuánto siento que estés tan bajo de ánimo, y sobre todo, que no puedas contar con tu padre a tu lado. Hay días así, ¿verdad? Yo les llamo tormentosos profundos. Por suerte, yo aun tengo a mis padres, no quiero ni pensar el día en que no estén.
    Un beso y ánimo. Te envío desde aquí un poquito de luz.

    ResponderEliminar
  12. Por lo menos le tienes en tu corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Las ausencias están siempre presentes, pero hay veces que de hacen visibles de manera particular.
    Te envío un fuerte abrazo para aliviar tu dolor.

    ResponderEliminar
  14. Siempre habrá tristezas por esta pérdida ,.,,u a veces también estar lejos nos da mucho dolor ,lo importante es que tienes amor para seguir amándolos por los siglos de los siglos ,me emocionaste ,un beso

    ResponderEliminar
  15. Hay momentos en que la ausencia pesa
    Besos, FIBO

    ResponderEliminar
  16. Yo echo mucho de menos al mío. Lo llevo en mi corazón siempre. Sin mis padres ya nada es igual. Imposible suoerarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Fibo, creo que todos los que hemos perdido a nuestros seres queridos los echamos de menos, si cabe cada día mas aunque hayan pasado muchos años, a mi me pasa sobre todo a mi madre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Como te entiendo, a mí me ocurre lo mismo, hay días que mis ojos parecen cielos cubiertos de lluvia, por los recuerdos, y es que... ¡cómo pesan las ausencias! ¡cuánto se sienten!

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Un escrito que duele, ha todos los que lo hemos perdido, nos llega al alma. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. La ausencia de un padre es imposible de superar ellos son la fuerza para nuestra vida . Bella tristeza en tu texto y llena de amor y emocion. Un beso grande

    ResponderEliminar
  21. Me has hecho brotar lágrimas...
    Cariños.

    ResponderEliminar
  22. Hola Fibo , un bonito Homenaje a una gran persona como lo fue tu padre , que te por seguro que aunque el no este te estar cuidado , espero que pronto estés mejor y que esa tristeza no se anide en tu corazón , ya que nos duela hay que seguir adelante , te deseo una feliz tarde , no sabes lo mucho que te echaba de menos , yo pensé que habías cerrado el blog , me alegro de que no lo hicieses besos de flor.
    pd , espero que sepas quién soy .

    ResponderEliminar
  23. Hola FIBO, me has emocionado enormemente, ¡Y, que voy a decirte que no te hayan dicho! Un padre, una madre, deja un hueco muy grande, pero yo que ya soy madre y abuela, pido con el alma en la mano, que me vaya yo primero, si es así, soy la mujer más rica del mundo y me iré tranquila, mi camino ya está andado y el de los hijos no. Lo peor que le puede pasar aun padre o madre, es perder a un hijo.

    No permitas que tu mundo se venga abajo, adelante siempre FIBO.
    Te dejo un fuerte abrazo, mi gratitud y estima.

    ResponderEliminar
  24. Holaaaaa, amigo como estás hacia tiempo no entraba a los blogs pensé que era yo la ausente pero veo que no soy la única. Un abrazo

    ResponderEliminar