LA PICONERA

LA PICONERA

jueves, 2 de agosto de 2012

LAS AVENTURAS DEL INSPECTOR FIBO II




_Fibo…¡¡¡coño!!! _ ¿Pero qué haces durmiendo a las once de la mañana?

El inspector Benito se encontraba vociferando y aporreando la puerta de la casa de Fibo. Después de haberlo buscado esa mañana en comisaría y en los bares de alrededor, además de llamarle al móvil. Todo ello con infructuoso resultado, decidió centrar sus pesquisas en seguir el rastro de las actividades de éste la noche anterior.

Tras indagar en pensiones, puticlubs y tugurios de mal vivir, recabó informes fehacientes de su presencia en "El Ava Gardner", local de dudosa reputación en funcionamiento desde los primeros años de la transición, donde gustaba despachar unos Gin-tonic con sus confidentes.

Tras comprobar su paso por dicho establecimiento, el inspector Benito pudo seguirle el rastro hasta "El Gato Negro". Establecimiento donde la reputación no es ya dudosa, sino claramente nefasta. En esta casa de lenocinio se encuentra Amparito en plantilla, y ya es conocida la debilidad de Fibo por la mencionada casquivana. Al parecer allí estuvo por espacio de un par de horas hasta que abandonó el local en compañía de una señora o señorita, de pechos prominentes, acento extranjero y de edad indefinida.






El agudo olfato policial de Benito, lo situó en el siguiente escenario de las correrías nocturnas de su compañero. "El Perú". Tugurio siniestro y clandestino, al que sólo es posible acceder tras una inspección ocular llevada a cabo por el propio regente, a través de una mirilla practicada en la puerta. Y la admisión a esas altas horas de la madrugada con recomendación.


Interrogando a los comerciantes de los negocios anexos, confirmó que se le vio salir con el sol ya en alto, en estado de profunda embriaguez, siendo sujetado de un lado por un legionario de aspecto mal encarado y del otro por un travestí.


Así que tras esas pesquisas, dedujo que Fibo debía estar durmiendo la mona en su casa, que se encontraba relativamente cercana al último lugar donde fue visto.


_Fiboooooooo, despierta coñoooooo!!!


Finalmente volvió Fibo de vuelta de los brazos de Morfeo, resacoso, maltrecho y con su media melena revuelta se dirigió tambaleante a la puerta de su domicilio, donde Benito proseguía con su discurso.


-¡¡¡Ya va, ya vaaa!!!


_Ya era hora, ¡cabronazo! llevo toda la mañana buscándote ¡Y tú aquí durmiendo la mona!


-Es que anoche estuve trabajando hasta tarde.

_Sí, eso me han dicho. Anda vístete que tienes trabajo. El juez Hidalgo reclama tu presencia y quiere verte urgentemente.



-¿El juez Hidalgo?

_Si, tu amigo.

El Juez había sido avisado de la próxima entrada del inspector en el despacho. Este era un hombre de mediana edad, con exceso de peso y una prominente barriga cervecera. Se encontraba recostado y apesadumbrado esperando la entrada del que era compañero de correrías y amigo personal desde los tiempos de la universidad.

- ¿Se puede Sr. Juez?

_Pasa y déjate de formalismos, no estoy de broma esta mañana.

- ¿Qué ocurre "Picha Corta"?...cuéntame

_Estoy siendo chantajeado y amenazado por una mujer. Me pide 18.000 euros para este fin de semana, y si no accedo, hará público unas conversaciones que he tenido con ella, así como una foto que le envié. Todavía no le he contestado, primero quería hablar contigo, y esto no quiero hacerlo oficialmente.

-¿Y cómo has llegado a esta situación?

_Una noche entré por curiosidad en un chat, me gustó el anonimato que podía desplegar en él y me divertía, por lo que proseguí en él. Un día me hizo un privado un nick de mujer y empezamos a conversar. Me dijo que era una chica joven y que le gustaban los hombres maduros, y que yo le agradaba como me expresaba en la sala. Así continuamos durante un tiempo. Nos dimos los msn y a raíz de ahí, las conversaciones empezaron a subir de tono, me pidió una foto, y ella me envió una suya. (Por cierto muy guapa, nunca le di mi nombre verdadero).

_No sé ni como, se me ocurrió decirle que era Juez. Hace pocos días, cuando salimos en televisión por el caso que resolviste de los indigentes asesinados… Me reconoció y ahí es cuando ha empezado el chantaje. Mi carrera hacia el Tribunal Supremo se iría al garete, al igual que mi plaza aquí.

-Dame el msn de esa mujer y trataré de averiguar quién es. Me imagino que será de aquí de España al haberte visto en la tele ¡si no es así, lo tenemos crudo! Le pediré el favor a un amigo que tengo en la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) y a ver que averiguamos...

-¡Carmona!.. me tienes que hacer el favor de averiguar la IP desde donde este msn trabaja y donde se ubica, pero me lo tienes que hacer para ayer.

_Tú siempre con prisas Fibo… ¿será oficial verdad?

-No, y chitón, te deberé una.

Día siguiente.

_Fibo, soy Carmona, tómate nota de la dirección que te doy, es de aquí de la capital.

Frente a una pequeña tienda de ultramarinos en un barrio periférico de la ciudad, llevaba Fibo toda la mañana observando quién entraba y salía del establecimiento…A la hora que se aproximaba el cierre, con la excusa de comprar, hizo su entrada en la misma para comprobar quién era la propietaria. Una vez dentro, observó a un dependiente joven que solícito abandonó un Pc portátil con el que en esos momentos estaba liado, para preguntarle que deseaba…Una vez servido, salió de la tienda, volviendo a su punto de observatorio. Media hora más tarde, el joven dependiente sale del establecimiento echando el cierre a la tienda y llevando consigo el portátil.

-¡Hola joven! Soy el inspector Fibo del grupo "Atracos y homicidios" y querría hacerte unas preguntas…No te pongas nervioso que no pasará nada.

-¿Trabaja contigo alguna chica joven?

_No, señor Inspector.

-¿Trabajas solo?

_Sí señor.

-Entonces no te importará enseñarme tu ordenador y mostrarme tu cuenta de correo.

_¿Y eso porqué?

-Por qué hay una investigación abierta sobre un posible chantaje una Autoridad, y eso es un delito muy grave.

El joven comienza a llorar compulsivamente. Todo ha sido una broma señor inspector, si ha venido por lo del Juez, yo solo quería gastarle una broma, si se enteran mis padres me matan. Me hizo mucha gracia como ese hombre mayor se tragó el anzuelo de que yo era una chica y me quise aprovechar de él.

-Que esto te sirva de lección, ahora dame el ordenador, me lo llevo y lo formatearé, mañana te presentas en Comisaria Centro, preguntas por mí y te lo devolveré…esto queda entre tú y yo, eso sí, si me prometes que no tienes ninguna copia más. No me gustaría meterte en chirona, es un delito muy grave lo que estabas haciendo.




_Se lo prometo señor inspector, pero que no se enteren mis padres.

-Mañana te espero cuando cierres aquí.

Media hora más tarde.

-Soy el inspector Fibo, póngame con su Señoría.

_Dime Fibo.

-Asunto solucionado picha corta y que esto te sirva de lección. Nunca des datos a desconocidos a través de internet, y me debes una noche de juerga.

_Gracias Fibo, eres un gran amigo_