LA PICONERA

LA PICONERA

domingo, 1 de julio de 2012

LUCHEMOS


¿Cuándo reaccionaremos los ciudadanos Españoles ante la grave crisis económica, humanística y de identidad nacional a la que nos han llevado los políticos que nos han gobernado y nos gobiernan?

¿Tendremos que volver al 23 de Marzo de 1766 con esa frase: NO NOS DA LA GANA, expresadas por dos ciudadanos madrileños enfrentándose a la Autoridad?

La mala situación que atravesamos no es debida al pueblo llano, por mucho que intenten convencernos de que somos corresponsables del desaguisado económico por el que estamos pasando. Toda la responsabilidad es única y exclusivamente de los políticos, que nos han y siguen gobernando con su malas gestiones.

Si nos retrotraemos en el tiempo, allá por el año 1760, durante el mandato de Carlo III se produjo una gran sequía que duró seis años. Debido a la escasez de cereales y al no haber materia prima, hizo que los alimentos de primera necesidad subieran el precio y se entrara en una grave crisis económica. Los impuestos se incrementaron. El desasosiego social se hizo patente, todo había subido, los españoles malhumorados y aguantando el chaparrón. (Como siempre)


El gobierno por aquel entonces, estaba en manos de unos italianos en los que confiaba el monarca, se los había traído de Nápoles donde él gobernaba. Entre ellos estaba el más conocido de entre todos, El Marques de Esquilache. A pesar de la crisis y el pueblo pasando hambre, se prosiguieron con las obras que se estaban realizando para modernizar el Estado, levantando monumentos que hablaran de la grandeza del pueblo Español,se diseñaron Palacios, Arcos de triunfos, Teatros Reales, calles pavimentadas, alumbrado público y el mantenimiento de las posesiones allende de las fronteras.

Nuestros políticos actuales de una u otra ideología, nos han gobernado a su antojo en sus propios beneficios o de sus partidos; todo consiste en no perder el voto, en no ser echados y en continuar en la poltrona. Han hecho y deshecho, colocando a sus compañeros de partidos, familiares y amigos. Nunca piensan en los pueblos que son quienes los eligen.

Se han construido aeropuertos sin aviones, más kilómetros de AVE y auto-vías que ningún otro país (algunas sin utilizar), polideportivos, auditorios, piscinas climatizadas, cientos de empresas públicas donde guarecer a los suyos y escamotear déficit, innumerables subvenciones a los sindicatos, partidos políticos, patronal, entidades, organismos o etnias que no sabe nadie si llegan a ellos, a la prensa escrita y emisoras de radio afines, cargos, asesores, secretarias, viajes sin justificar, coches de alta gama con sus correspondientes chóferes, cambio por mobiliario de diseño para sus despachos y catering día si y día no. Y así podría continuar y no acabar.

Han aprobado con o sin consensos, leyes, decretos y prohibiciones que no estaban recogidas en sus programas electorales sin consultar a los españoles en referéndum. Se escudan que en el Parlamento se gana por mayoría. (Diputados que siguen las directrices que les marcan sus partidos)

Eligen y dominan desde el Tribunal Constitucional, hasta el último de los estamentos para que defiendan sus intereses y no los del pueblo.

Se han creado diecisiete estados dentro de otro estado, con sus correspondientes diputados, defensores del pueblo, tribunales e infinidad de organismos. (La teta no da más de si) Y entre ellas, Comunidades que desobedecen los dictados de los tribunales, que vulneran los principios de igualdad, cambian la historia según les interesan, amenazan con romper las normas establecidas, insultan y degradan símbolos. Pero eso sí... _Aquí no pasa nada.

Ahora que estamos con el agua hasta el cuello, situación a la que nos han llevado estos políticos nefastos (la mayoría sin preparación, y que han escalado puestos desde las juventudes de sus partidos, sin cotizar ni un solo día a la Seguridad Social), nos piden un esfuerzo más, se les debería caer la cara de vergüenza. Aún no he visto un político en la cola del paro o de una institución benéfica, ni tampoco desahuciado por no poder pagar su hipoteca… Todos ellos bien colocados en cualquier organismo o empresas privadas y el que no vale, lo trasladan a fundaciones a seguir viviendo del cuento.

Que la culpa no ha sido de ellos, que todo ha sido a causa de la burbuja inmobiliaria y de la crisis económica mundial (A la que ellos nos han llevado). Ni han tenido culpa en gestionar mal las Cajas de ahorros (a las que politizaron para poder financiar sus partidos y colocar a sus gentes), en ocultar déficit, en asignarse sueldos desmesurados e injustificados,permitir que los bancos emitan Participaciones Preferentes engañando a muchos españoles sin responsabilidad penal. Marchándose limpio de polvo y paja, con sus vidas y la de los suyos resueltas.

El 23 de Marzo de 1766, el día conocido como Él Motín de Esquilache, se reunieron en la Puerta del Sol de Madrid, una ingente cantidad de ciudadanos en reivindicación de sus derechos y en contra de tantas prohibiciones que el Gobierno de aquel entonces había promulgado. Se enfrentaron a la Guardia Valona. Se produjeron muertes y heridos por ambos bandos. El Monarca no tuvo más remedio que acceder a entrevistarse con representantes del pueblo y oír sus quejas.

-Que se cesara a los Ministros Italianos y fueran deportados a su país.

-Que se bajasen los precios de los alimentos básicos y monopolios.

-Que los derechos del pueblo debían ser respetados y cumplidos.

El Monarca accedió a todas las reivindicaciones.

¿Y nosotros, dónde iremos a quejarnos y exigir nuestros derechos?

¿A las urnas, o saldremos alguna vez a la calle SIN VIOLENCIA, ni bajo banderas de ningún tipo, exigiendo destituciones y responsabilidades, tantos civiles como penales para quien voluntariamente decide participar en cualquier forma de gobierno y lo hacen mal o se aprovechan de ello?

GOBERNAR PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO. (Despotismo Ilustrado)…Cambiémoslo: GOBERNAR POR Y PARA EL PUEBLO.

Tan solo queremos vivir en paz, tener trabajo, poder divertirnos, criar a nuestros hijos sin zozobras y que no nos llenen la cabeza de tonterías, de nacionalismos, de independencias, de izquierdas, derechas, ni de centro, ni arriba, ni abajo, de ninguna ideología…Queremos ser felices, pagar unos impuestos justos, colaborar en el crecimiento del país, que todos seamos iguales ante la ley…Nos merecemos unos Políticos honrados que trabajen por el bienestar de todos y no en beneficio propio o de sus partidos..