LA PICONERA

LA PICONERA

martes, 29 de octubre de 2013

DESVELADO


Desvelado y sólo en la cama para no perder la costumbre, me ha dado por utilizar el poco caletre del que aún dispongo.
Con lo complicado que es a menudo, conciliar las ganas de vivir con los deseos de un tiempo ya pasado, me he visto trasladado a ese tiempo en la que ella apareció  en mi vida. El hecho de que mi mente y mi imaginación vuelva atrás a una época pasada, puede deberse a la vejez, la soledad, o porque fue la única mujer de la que he estado enamorado.
 A veces me han preguntado. ¿Por qué no has rehecho tu vida de nuevo?
Como tampoco tengo propósito de la enmienda,  disertaciones  y no ha entrado en mi órbita desde el día que ella me dijo: “Hasta aquí hemos llegado”;  he preferido para evitar malos equívocos desde el principio, significar, que deseo navegar por poesías antes que con prosas, ya que  cada etapa tiene su literatura propia.
Al día de la fecha es raro despestañarme, o ahogarme como antaño en un mar de lágrimas, hoy, tan sólo me queda su imborrable historia, su evocación, su sonrisa, y como llenó esa época de radiante luz.
Ahora es mi pasado y eso no lo puedo evitar, (además tampoco lo deseo) y parte  de lo que actualmente soy se construyó con ella; EXISTIÓ, y es lo que realmente  importa, vanagloriándome de haber conocido el amor, no todos pueden decir lo mismo.
Un besote preciosa si llegas a leerme.