LA PICONERA

LA PICONERA

viernes, 29 de abril de 2011

DESCUBRIENDO AL HOMBRE IV

   Tras una larga ausencia ante vosotros mis pocos fieles lectores, y debido a la persecución tan atroz y feroz de la que estoy siendo objeto por esos medios policiales y agencias no gubernamentales, me veo sometido a sortear innumerables peligros para mi integridad personal, gracias a mi astucia para el camuflaje, he podido solventar este problema por el momento. Hoy he vuelto a retomar mi investigación, que aunque no haya llegado en gran medida al público en general, sé que está teniendo un gran impacto en estos gobernantes que mueven el mundo entre las sombras, temiendo que se derrumben los anaqueles de la sociedad que ellos han creado con engaños para dominar el planeta si mis investigaciones se llegan a publicar.

    Una vez localizado mi último punto de observación por estos agentes, mi peregrinaje ha sido arduo y duro en busca de un lugar desde donde pueda perfeccionar mi invento, y seguir la investigación que hasta ahora ha dado un resultado extraordinario en el descubrimiento de la veracidad de la historia y en el conocimiento exacto de como empezó la vida en el planeta, hechos que he puesto en conocimiento de los lectores en mi trilogía “Descubriendo al hombre” Hoy, me encuentro en un lugar que para mi fortuna es bastante difícil de ubicar, donde la orografía escarpada y montañosa, así como una niebla contínua, hace que mi localización no les resulte fácil. Gracias a los pocos nativos que viven en esta zona que se comunican de una montaña a otra a través del silbo, en caso de peligro, me avisarían a través de ese lenguaje tan peculiar. 
   En estas semanas, he perfeccionado mi artilugio y gracias a ello hoy podré observar el interior de la cueva donde cohabita nuestra pareja de enamorados "Pepillo y Pepilla" por supuesto respetaré la intimidad que pueda surgir entre ellos en determinados momentos, censurando todas las imágenes que yo crea intimas, claro que esto quedará solo a mi elección, ya que soy el único que las puede observar, así que intentaré ser lo más discreto posible.

    Comienzo con la transmisión desde el lugar X seleccionado, siendo las 8,00 horas del día 28 de abril de 2011.

   Enfoco la antena poli-dimensional y la cámara ultravioleta hacia la cueva donde pernocta nuestra familia, introduciéndome en ella. Debido al desfase horario, allí es plena noche y nuestros personajes duermen plácidamente, por supuesto con la cabeza dirigida hacia el norte y los pies hacia el sur* él dándole el trasero y ella abrazada a él. Pepillo ronca desaforadamente, Pepilla se lo recrimina empujándolo y dándole patadas. Los dejaremos dormir, pronto serán papás, ya que al parecer ella se encuentra en estado de buena esperanza por la barriga prominente que le observo, a no ser, que en estas semanas de mi ausencia haya comido en demasía.

   Mientras tanto, vuelvo a practicar zapping a través de la historia, y al azar el monitor marca el año 1492 en pleno océano, donde se vislumbran tres carabelas en la lejanía, acerco el teleobjetivo y cual es mi sorpresa que al costado de una de ellas, se encuentra una pequeña barcaza y uno de los ocupantes que parece el jefe mantiene una charla amistosa con el de la carabela, que se identifica como Colón ("bajito, gordo y pelado como un champiñón"........ Cris para los amigos, le dice)… Utilizo el traductor de idiomas, pues el de la barcaza utiliza un lenguaje que parece turco.

-¿A dónde vas Colón?
-Voy en busca de las indias
-¿Las indias? pues me parece que vas por el camino equivocado.
-¿Porqué me dice eso?
-Fácil Don Colón, en esta dirección va camino de América.
-¿De America, y eso que es?
-Donde vivimos nosotros, es un continente nuevo
-¡Ostias! ¿Y queda muy lejos de aquí?
-No, sólo a dos días en esa dirección (nota: le señala)

-Pues muchas gracias, nos acercaremos ya que estamos aquí.

-Me parece bien, allí les recibirá mi gente, díganles que van de parte mía.
-Eso haremos y... ¿quien les digo que me manda?
-Digan “Mochilones”
-Vale ¿y ustedes donde van?

  -Vamos a Turquía, en busca de Piris Reis, dejó embarazada a mi hija, prometió que iba a volver en cuanto entregara a su jefe los mapas que hizo de America y luego regresaria para casarse con mi hija, pero el muy asqueroso no ha vuelto, mi nieto ya casi va a ir a la mili y aún no conoce a su padre, cuando lo pille me lo traeré a rastras.

-Pues buena suerte amigo Mochilone, yo prosigo con mi viaje.

-Hasta la vista Don Colon ha sido un placer conocerle.

    Otra teoría más de la historia falsa que nos han contado del descubrimiento de America, que yo aportaré todas las pruebas de imágenes y sonido a disposición de la gente de bien.

   Mi cámara se traslada de nuevo al hogar de nuestros amigos Pepillo y Pepilla que ya se han despertado, con el traductor de idiomas de la prehistoria, os traduciré lo más fidedigno que pueda.

-Pepilla….quertpñolda…me voy a lavar ropa al río

-Pepillo…plkhnfdgsma…me parece bien preciosa

-Pepilla…rtbvdkhgdsau…te he dejado la pintura preparada

-Pepillo…tyrcxznowas… ¿para qué?

-Pepilla…trxdfhpòa…vamos a tener un hijo, por lo menos que esté decente la cueva para cuando llegue el niño y mi madre

Pepillo…qazxñprtun…bien mujer, no tengo otra cosa que hacer

Pepilla…nbvcfghlikfae…no dejes caer pintura en el suelo, que luego me paso toda la tarde quitando pintura.

Pepillo…ytrsdfoie…¡A sus ordenes jefa!

   Mientras Pepilla y Pepillo se dedican a sus labores, yo aprovecho para echar un sueñecito. Me despierto sobresaltado por la bronca que Pepilla le está echando a Pepillo, una vez ha vuelto de lavar la ropa.

Pepilla….uytrdjkpñlsaeis….¿como se te ocurre pintar eso en las paredes?

Pepillo…ptrmuypñae…me aburría y me dio por pintar animalitos en la pared, nuestro hijo aprenderá desde chico lo que tiene que cazar y de lo que tiene que huir.

Pepilla…quretuinos…eres un inútil, no se te puede mandar hacer nada solo.

Pepillo…wqrtghjio…pero...¿a que queda chuli? ¡y que Bella Vista tiene!

Pepilla…rutbopdmm…yo te voy a dar Bella Vista.

Pepillo...ptrugjksp...nuestro hogar se llamará de ahora en adelante Bella Vista, luego se acerca a pepilla, le da un beso y otro a la barriga donde está su futuro hijo y ésta se echa a reir, se echan al suelo para seguir practicando lo que tanto les gusta, yo retiro la cámara y los dejo en la intimidad hasta mañana.

  Ahora llamaremos al hogar de estos amigos…ALTA MIRA, que es lo que significa Bella Vista…hasta otra próxima conexión.

* (Hasta hace bien poco no se ha comprobado que cuando la cabeza está dirigida hacia el norte, la presion arterial está al mínimo y la profundidad del sueño mejora)