LA PICONERA

LA PICONERA

viernes, 4 de febrero de 2011

CRISTINA Y FIBO...V

      Marta observa a través de la ventana como amanece, todo está en silencio, solo oye el oleaje del mar y algún gallo a lo lejos. Mira a Fibo que permanece en la cama durmiendo, ha sido una noche maravillosa, como todas en estos seis meses que convive con él. Está muy enamorada, nunca pensó que pudiese enamorarse de esa forma, siempre ha sido muy independiente y cerrada la puerta al amor, ha conocido a hombres que jamás los tomó en serio, nunca había querido complicaciones ni responsabilidades y ahora está loca de amor.

    Me gusta observarlo así durmiendo, cuando hace unas horas era un volcán en erupción, sé que está a gusto conmigo, que me quiere, que está feliz, pero a veces le noto como ausente, y eso a veces me preocupa ¿Le atormentará su pasado? ¿Habrá otra mujer? No sé ¡quizás todo sea imaginación mía! tengo que calmarme, no quiero estropear este amor. A veces cuando duerme se sobresalta sin motivos, murmura cosas inconexas y sin sentido, es como si algo le atormentase, le pregunto y me responde que no es nada, que no sabe que le pasa, quizás sean secuelas del accidente.

    Cuando me hace el amor, es tan fogoso como delicado, hace que me entregue de una forma especial y que me olvide de todo, es algo inexplicable, solo sé que en ese instante me transporta al paraíso, dejando que mi fuente mane sin parar hasta que no queda gota, jamás me habían amado así, y nunca me había sentido tan feliz con un hombre. 
    Todo es maravilloso, es alguien que te ofrece confianza, es inteligente, comprensivo, simpático, hace que mi vida sea una completa sorpresa a cada instante. Es el príncipe azul que toda mujer desea. Está a punto de sonar el despertador, voy a preparar el desayuno y arreglarme un poco para él                                                           ……….

      Fibo la esta observando sin que ella se de cuenta, la admira y la quiere, se siente bien con ella e incluso ha pensado pedirle en matrimonio, pero algo lo retiene y no sabe que es. Es una mujer tan especial que tengo con ella todo lo que más deseo, me quiere, me lo ha dicho en más de una ocasión y creo que estoy siendo injusto con ella, nunca le respondo, sé que la quiero, pero mis recuerdos me angustian ¿llegaré a amarla alguna vez como amé a Cristina?

     Quiero hablarlo con ella, y no encuentro el momento adecuado, me gustaría contarle tantas cosas, como me siento y lo que pasé por el amor de una mujer. ¿Como he llegado a esta situación? tenía que haber sido más valiente, contarle lo que me había pasado. No quiero cometer otro error. No quiero volver a vivir una mentira, no quiero que Marta pase por algo igual, tengo que ser más honesto conmigo y sobre todo con ella. Sé que lo comprenderá es muy comprensiva, tengo que hacerla partícipe de mis miedos.

     Ella me ayudará deseo que lo haga, y si algo me reprocha no la culparé, tan solo le diré que la quiero, pero amarla, lo que se dice amar, no podrá salir de mi boca. Y que ella decida si quiere continuar conmigo y hacerme olvidar con su ayuda a Cristina, si no es así, es mejor que lo dejemos.                                                    ……..

     ¡Cariño, el desayuno! Venga gandul, levántate se hace tarde para ti, hoy no voy a trabajar, voy a llamar a la clínica y diré que no me encuentro bien, quiero estar aquí para cuando regreses, voy a prepararte algo maravilloso y luego el postre me lo pondrás tú mi amor. Jajajajaajajajajajajaj.

     No puedo decirle nada, hoy tampoco es el día ¿Dios que hago? No puedo vivir con esta incertidumbre, tengo que olvidarme de Cristina y comenzar una nueva etapa. Quiero a Marta y terminaré amándola. !Voy mi amor, ya estoy levantado!
                                                                    ……..
-Pase don Alberto, el señor le espera en su habitación.

-Gracias Matías ¿Cómo estas?

- Bien señor, más mayor cada día, pero sirviendo al señor como siempre.

-Matías, subo con mi padre.

-.Bien señor.

- Adelante hijo, me alegro verte de nuevo en casa, como ya sabes, no me encuentro bien y los médicos dicen que no tardaré mucho en irme de este mundo, jajajajaja.

- Bien, aquí estoy como has pedido, ¿Qué es lo que quieres de mí?

-Hijo, sabes que no me gustó que te marcharas de casa y menos con esa mujer ¿ y como has podido tener hijos con ella? no es de nuestra clase, una mujer que solo ha buscado su ambición personal y embaucarte, una mujerzuela, que quiso hacerme chantaje después que se entregó a mí. Una mujer que ha arruinado tu posición social, ¿como has podido desprestigiar el apellido y a la familia? tan sólo por llevártela a la cama, cuando tú, por tu rango podías haber tenido a la que hubieses querido, y has elegido a esa mujer, ¿que pretendías, humillarme? Quiero que vuelvas a casa, que los dejes, que le des algo de dinero para que no pasen necesidades, tienes que hacerte cargo de todo esto cuando yo falte. Si no accedes a mis condiciones, te desheredaré y haré todo lo posible para que no puedas trabajar en ningún proyecto. ¡Sabes que soy capaz de eso!

 -Perdón que te interrumpa padre, si es que le puedo llamar de esa manera, porque nunca lo ha sido, y no le perdono como trató a mi madre, siempre engañándola con otras mujeres, pagadas o a la fuerza y cuando nombra a "esa mujer", le quiero recordar que es mi esposa y oficialmente la madre de mis hijos, ella, me ha hecho feliz durante todos estos años, al igual que yo he intentado corresponderle. Y el testamento, no me importa lo que haga, solo quiero lo que me pertenece por ley, usted se casó con mi madre solo por el interés y le pagó con años de sufrimientos, ¿se piensa que no lo sabía?

-Ahora que hemos puesto las cartas sobre la mesa, le diré algunas cosas más, por supuesto sé que violó a Cristina, cuando me la llevé de aquí, aún conservaba el daño físico que usted le infligió, le destrozó su vida, pero eso muy poco le importó, y con su prepotencia y maldad, ha ido destrozando cuanto tocaba, los gemelos constan como hijos míos y así seguirán, ellos son producto de su violación y le quiero decir que también les corresponde parte de la herencia por derecho.

-En todos estos años que llevo con Cristina, me ha respetado, me ha ayudado, me ha querido como a un hermano, jamás he estado en la cama con ella, siempre supo de mi condición sexual, sí padre, soy "gay", desde que tengo uso de razón, cosa que usted nunca me hubiese comprendido ni aceptado. En esta familia las apariencias ante la sociedad han sido siempre lo más importante, sin darle importancia a lo que pudiéramos sentir cada uno de nosotros.

-Y ahora, si no tiene nada más que decirme, es la última vez que nos vemos, Adiós Padre.

Continuará…..