LA PICONERA

LA PICONERA

martes, 25 de enero de 2011

DESCUBRIENDO AL HOMBRE II

   Hoy es mi segundo día en la investigación del comportamiento del primer ser que habita en la tierra, debido al desfase horario, me he adelantado y aún es de noche en dicho lugar, este individuo se encuentra en el interior de una cueva supuestamente durmiendo, por lo que mientras tanto, he hecho zaping y me he dedicado a cotillear varias hechos de la historia, una de ellas que me ha llamado mucho la atención, ha sido la época de Cleopatra, por fin me he aclarado con lo de los famosos baños de “Leche de Burra”.
 
   La escena se desarrollaba cuando ella estaba metida en la bañera esperando que le llenaran la misma, una sirvienta con un jarrón al parecer de oro por el color, y detrás de una cortina un mirón masturbándose mientras observa a la reina en pelotas, en un momento dado, la sirvienta vierte el contenido sobre la reina y esta gritando desaforadamente grita esta frase que tengo grabada..., ..¡Merche!.. _¡La leche, que burra!_ en ese momento el fisgón salió corriendo asustado,comunicando a otro del servicio que la reina se bañaba con leche de burra, cuando lo único que pasó fue, que la reina se quejaba de lo caliente que su sirvienta Merche le había echado el agua..., pero los rumores son como son y por un error, ha quedado para la posteridad que ¡Cleopatra se bañaba en leche de burra!
    ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿El hombre o la mujer?, tantas teorías en el mercado, ¡Lastima que mi máquina no llegue al comienzo de la vida en el planeta! Primero que había mucha agua, luego unos microorganismos que se fueron haciendo mayores y se cansaron de estar mojados siempre, viendo la superficie por encima de ellos se dijeron: “A la porra” vamos para fuera, se aclimataron al entorno, sus aletas se convirtieron en patas, se hicieron la ostia de grande, luego vino un cacho de piedra del cielo y se los cargó a todos, después seguramente los que se escondieron, salieron otra vez a la superficie .¡La ostia que lío!

   Y ahora vamos con nuestro amigo que parece que ya se ha despertado, con vuestro permiso le he puesto el nombre de “Pepillo”.

    Están dando las ocho de la mañana, ¡Este nos ha salido dormilón! se despereza, frota sus ojos, la barriga le hace ruidos y se la toca asustado, no sabe que le pasa. Ve un bicho con cuernos que tiene el hocico en el suelo y parece muy feliz con lo que está haciendo, lo imita y le da repelús, eso no está bueno, la boca se le ha llenado de tierra, comprende que tiene que buscar algo que sea más sabroso, ve un conejo (no sabe que se llama conejo) y le tira una piedra de las suyas, no le da, pero comprende que tiene poder, pues el conejo ha salido corriendo. Investiga y observa unas bayas rojas, las huele, se las lleva a la boca con desconfianza, las saborea y le gustan, se hincha de ellas y la barriga deja de hacerle ruido, se siente bien, la boca la tiene reseca, sigue investigando y ve de nuevo al bicho de los cuernos bebiendo agua, se acerca y hace lo mismo, le gusta y sigue bebiendo, se tumba y está satisfecho, ha probado su primera comida.

   De pronto le viene a la mente la mujer y su protuberancia se alarga, se asusta, la mira, parece que quiere hablarle, por primera vez su instinto sabe que la necesita, se levanta y empieza su búsqueda.

    A lo lejos ve algo que se eleva a los cielos ( humo) se acerca cauteloso y su sorpresa es mayúscula, la mujer con la aureola especial está en cuclillas delante de algo que chisporrotea, tiene colocado encima el animal (conejo) igual al que él le había tirado la piedra, se acerca con miedo, ella (Pepilla) lo ve, le conmina a que se acerque más, le invita al asado de conejo a la brasa, este se lo lleva a las boca sin soplar y se quema, lo tira al suelo, _ella se ríe.

    Comienza un dialogo entre ellos que trataré otra vez de transcribir lo más fidedigno que pueda.
Ella-jajajajaja…..se rie
El- prtqurse….¿porque te ríes de mí?
Ella-cvermpad…porque eres tonto, tienes que soplar.
El-btqazdño…me podías haber avisado antes.
Ella-ptrghksa…..prueba de nuevo soplando.
El-vbtrdfgsa…..vale.
Ella-thehusta...¿te gusta?
El-dfg…Si, está bueno.
Ella-pumytreucvn…¿sabes que te estaba esperando?
El-ñpobmi…¿a mí?
Ella-tresdgfo…sí, a ti, eres el único hombre y yo la única mujer.
El…ytrqmdf…¿y qué?
Ella…¿cómo que y qué?, tú serás el padre de mis hijos y serás también quien traiga la comida a la cueva, tenemos que poblar el planeta.
El-tpmlñjhgvs…acabo de venir y ya me estas mandando a trabajar.
Ella-tprklsmprs…cuando acabes de comer, nos meteremos en la cueva y esa cosita que te cuelga, que está mirando al cielo me la introducirás por aquí (se señala) y dejarás una semillita dentro, así comenzará nuestra familia.
El-prutmare….¿como sabes tanto?
Ella-trupamñlchachaca….porque soy mujer y harás lo que yo te diga.
El-ptrubaumi…pos vale
Ella-ñadbprti…deja de comer y vamos para dentro.

    Lo coge de la mano y con la otra juega con su cosita, este se ríe porque le hace cosquillitas y se deja hacer.

    El resto de la historia os la podréis imaginar, la cámara no puede introducirse dentro de la cueva, pero eso sí, saldrá hecho un hombre y dependiendo de ella para siempre.

Continuará otro día, cuando salgan de la cueva.