LA PICONERA

LA PICONERA

miércoles, 22 de diciembre de 2010

TIERRA YERMA


Cielo radiante... temor
Sol flamígero...tierra yerma
Huellas profundas...paso años
Surcos resecos...tez cetrina
Manos cansadas...trabajo rudo
Espalda encorvada...vejez
Respiración entrecortada...agotamiento
Boca seca...sed amarga
Mirada perdida... desconsuelo
Lágrimas secas...evocación
Gritos jóvenes...brotes nuevos


Rostro inexpresivo plagado de surcos, restos de batallas perdidas y pasadas, miradas al cielo con el temor reflejado, manos venosas oprimen nerviosas la azada, espalda encorvada se debilita del duro trabajo, aspereza del terreno no auguran vida, trae hambre, boca reseca pide a grito lo que el terreno necesita, surgen lagrimas que resbalan parsimoniosas revelando tristeza, diezmo no llega, despensa vacía, niños jugando ajenos a la vida, vencido por el desaliento cae rendido, la tierra le acoge, dura, yerma, sin vida, moscas se posan, se oyen gritos, mujer consumida corre, llama, no la oye, no la ve, ojos abiertos, miran el cielo sin ver. Paz.