LA PICONERA

LA PICONERA

miércoles, 3 de noviembre de 2010

PEPILLO Y PEPILLA


Comienzo este relato, haciendo constar que habrá unas letras en Off, que hará los comentarios reflexivos sobre el personaje que nos ocupa. Dichos personajes tenian una forma peculiar de expresarse, ya que en aquella época no existían idiomas, sino signos y gruñidos para comunicarse y, gracias a una técnica que he podido desarrollar, he descifrado gran parte del contenido de comunicación de aquellos congéneres que nos adelantaron en el tiempo.


El hallazgo de la Piedra Rosetta se queda en pañales ante el mio y a través de imágenes retrospectivas conseguidas por medio de una cámara de mi invención, nos podemos trasladar a través de la tercera dimensión a cualquier lugar, año o época que se desee.

Todo comienza en los albores del hombre, "digamos monos" cuando se ve solo e ignorante en un mundo que desconoce. Su odisea comienza por el descubrimiento de todo lo que le rodea, todo para él es nuevo, no sabe de donde viene, quien es, que hace, no sabe nada. Observa su cuerpo, todo velludo, no sabe para que sirven las partes de ese cuerpo, se mira las manos, las piernas, los dedos, se toca todo.

No llora porque aún no sabe que puede llorar ni para que le vale; no sabe reír, no sabe hablar, no sabe nada. Anda a cuatro patas, se ayuda de las manos, ya que más que manos parecen patas y dá saltitos, pero comprende que ese ejercicio es cansado, se detiene, se relaja, piensa... que si lo hace sin dar saltos se cansara menos.


Ya empieza a funcionarle un poco el tarro (cabeza) en un momento dado, se da cuenta que si se incorpora, con los pedazos de pies que tiene, más grandes que las delanteras, se aguantará y poco a poco se va izando sin tener vértigo, ahora es más grande y orgulloso de sí mismo, se siente ufano, se da golpes en el pecho y al no comprender la fuerza que tiene, se hace daño y deja de hacerlo.


En un momento dado, nota que le sale de una protuberancia a mitad del cuerpo, un liquido amarillo y caliente, se asusta, lo toca y se lo lleva a la boca, le produce asco, al mismo tiempo le dan ganas de agacharse instintivamente, ya que por su parte trasera no es liquido lo que le sale, sino algo pastoso que lo huele y sabe a rayos.


(Nota de la letra en Off ) esto no se ha podido constatar que fuera así, ya que se supone que no ha comido ni bebido.


Empieza a divisar las cosas que le rodean, como aun es mono, se entretiene con cualquier cosa, ya que para él, el tiempo no importa, se coloca en el suelo y se da cuenta que ahí sentado se está mejor que dando saltitos, ve a su lado una cosa, la coge, la huele, la palpa sin saber que es “digo palpar, ya aprenderá” y comienza un dialogo, que trataré de descifrar de la mejor manera, esperando la indulgencia de los pocos lectores que lo hagan, y comprendan mi dificultad.
Comienza el monologo y nunca mejor dicho lo de mono-logo

Grrrrfffffuta...…… ¿Qué es esto?
Fhaitrblpahrr…..…No huele
Nuhtrpñahsgr…….Esta duro.
Lovrutrhfñpou…... No se puede comer.
Grtupaghbvca…... ¿Para que servirá?
Grtaqewxcass….…Le pondré de nombre “Piedra”

Ya siendo consciente de lo que tiene en la mano, y sin saber lo que puede hacer aún con ella, empieza la prueba y haber que sucede.

Sabe que puede ser un arma, ya que se la ha estrellado contra la cabeza y le ha dolido.

Trgdsajlpoeq……. !Coño, como duele ¡

Da golpes contra otra piedra, se descascarilla y le sale un filo, descubre un arma.

Krtusavba…..¡Ostia, hasta corta y todo!

Vuelve a coger otra piedra , empieza a golpear una contra otra y saltan chispas, descubre el fuego.

Fkjhtrpmae.... ¡La leche que le dieron a la piedra, quema!

Es feliz, ya ha trabajado bastante por hoy, le entra sueño, se tumba, porque comprende que de esa postura se duerme mejor.


Un ruido le hace despertar, se asusta, ya que de momento no había oído nada “comprende que oye”.

Observa como se acerca un ser con una aureola especial, que le dará en el futuro muchos problemas. (aún no lo sabe, pero con el paso del tiempo lo sabrá)

Ha descubierto a la mujer, se acercan, se miran, se huelen, se tocan, comprende que no es un reflejo suyo, ya que la mujer no tiene protuberancias como él, pero sí en la parte de arriba, se las toca y recibe una ostia.

(Nota de la letra en Off) si pudiera poner un bocadillo, pondría, "coño, acabo de conocerla y ya me está calentando a base de ostias"

Comienza un dialogo entre ellos, ya que se entienden, aunque aún no lo saben.

(El) grutyrtpñ…… ¿tú que eres?
(ella) pturbavgar…. ¡No te joe el tío este, so tonto, pues una mujer ¡
(El) Trazcaxmana…. ¿Y para que sirves tú?
(ella) tvcbaxmdaws…. Con el tiempo lo sabrás
(el) ttlaka…………… ¿eso como se llama? y le señala
(ella) Tenrikoff……. Se llaman tetas o pechos como quieras
(el) Grhnhyat………..¿Tú no tienes como yo esto? "la churra"
(ella) gadeqczkñ…….¡ Tú eres tonto verdad!
(ella) jbrtupvba……..¿eso que tienes en las manos como se llama?
(el) fxszam…………..le llamo piedras y son mías
(ella) hgatrvjlsma,…. coge las piedras tuyas y te la machacas, le señala la churra
(el) ghrtuyrvana,jauna turnbs,huyyyy….se la machaca con las piedras y grita, se ha hecho daño, muuucho daño

El sale corriendo y se aleja, no quiere saber nada de las mujeres, estas tienen mucha mala leche.

Al menos en el día de hoy, ha descubierto dos piedras que son suyas, a la mujer, ¡que se la coman los dinosaurios gigantes!

_El resto será otra historia, eso si, si me pagan dieta para seguir contando estas chorradas_