LA PICONERA

LA PICONERA

martes, 6 de noviembre de 2012

RECUERDOS III


Resumen capítulos anteriores:

El protagonista de este relato, después de comprobar que la mujer con la que tuvo una aventura y a la que ha estado buscando desde que le dejó sin avisar de su marcha, tiene una vida que él ignoraba, por lo que decide volver a su pueblo con la certeza de que solo ha sido un juguete para ella. Y en su regreso se ve implicado en un accidente de circulación.
Mientras tanto, ella rememora los días pasados con él, arrepintiéndose de la huida tan precipitada y en no haberle dicho toda la verdad sobre su vida.
……Cristina al oír la noticia en la radio le da un vuelco el corazón, siente pena por esas personas que han sufrido el accidente. Mira a su bebé de poco más de tres meses que está en la cuna, le toma en sus brazos apretándolo contra sí, y le dice muy bajito... –“hoy he visto a tu padre”- algún día te contaré una historia muy bonita de amor, espero que no te enfades y me comprendas ¡Te llamas Fibo por él! Lo vuelve a dejar en la cuna observando como cierra los ojitos y se queda dormido. Mientras, ella se tumba en la cama y recuerda el día que le invitó a su habitación del hotel.

Después de una velada hermosa quería hacer el amor con él y sentirse amada. Desde que lo vio por primera vez, supo que era el hombre de su vida. Se enamoró a primera vista, y en esos momentos fue una mujer feliz. Inconscientemente baja su mano al interior de sus braguitas, y evocando el momento que le incitó con la mirada a que la tomara en sus brazos y la besara.

_Cuando acercó sus labios a los míos mi cuerpo se estremeció, su lengua jugaba con la mía, y mis manos sujetaron fuertemente su cara para no dejar escapar ese instante. Estaba completamente excitada y mojada. Deseaba su virilidad dentro de mí. No quise esperar. Me desabroché la blusa y le ofrecí mis pechos, los mordisqueó y su lengua los saboreó con avidez llevándome a los cielos, a la vez que sus manos apretaban fuertemente mis nalgas. Le desabroché el cinturón bajándole los pantalones hasta los tobillos. Su pene, se dibujó en todo su esplendor a través de sus calzoncillos. Repito la misma operación y los llevo hasta donde están los pantalones. Mi boca y mi lengua desean ese hermoso ejemplar. De rodillas ante él, succiono y la recorro en toda su amplitud, levanto la vista sin dejar que mi lengua siga jugueteando, observo su rostro excitado relatándome que está a punto de explotar.
Me levanto y me subo la falda. Quiero hacer realidad una fantasía que siempre he tenido. Me mira extrañado. Me vuelvo a sentar sobre él, aparto un poco mis braguitas y se la introduzco dentro de mí. Siento como entra y aprieto mis paredes vaginales para recibir sus embestidas. Me mira a la cara gozoso durante un instante y su boca vuelve a jugar con mis pechos. Mi boca en su cuello. Lo muerdo con fiereza y clavo mis uñas en su espalda. ¡No puedo más! Siento la inminencia de una sacudida de placer. Arqueo la espalda y exploto. Él lo hace conmigo. Los jadeos de ambos se sincronizan camino del clímax como los acordes de una melodía compartida. Me derrumbo sobre él y me besa el cuello. Nos entrelazamos mezclando sudores fundidos en lava, en carne líquida que se une sin saber dónde acaba uno y empieza el otro. Me alza en brazos y me lleva a la ducha. Lo demás, no quiero ni recordarlo. Temblaría de nuevo con solo pensarlo.
_Su respiración entrecortada y jadeos la vuelven a la realidad, confundiendo el placer con el llanto. No quiere despertar a su hijo, se levanta de la cama y frente a la ventana recuerda el momento que supo que estaba embarazada.
Para ella fue toda una sorpresa, era imposible según el dictamen del médico que la había asistido en el parto de sus gemelos. No sabía que hacer y por un momento se le pasó por la cabeza abortar. Habló con su marido de la aventura que había tenido y la consecuencia de la misma. Este le dijo que la apoyaría en su decisión y que si quería seguir adelante, él lo entendería, le daría sus apellidos y lo querría como un hijo más.
En unas de las múltiples conversaciones que mantuvo con su marido, él la animó a que fuera en busca de Fibo y que pasara lo que pasara estaría ahí.
Llevaba casada con Alberto diez años, a su manera era feliz, la quería, la respetaba y adoraba a los niños. _Era un regalo de Dios.
Se había propuesto no abandonarlo mientras él no quisiera. Era una persona atractiva en todos los sentidos. Era el marido perfecto y el mejor padre para sus hijos. _No, su vida estaba con él a pesar de lo que pudiera sentir por Fibo.
Fibo.
_La enfermera Jefe observaba desde el ventanal de su despacho como Fibo realizaba su paseo matinal. La Dra. Bermúdez le dará el alta mañana pues se está recuperado muy bien, cuando le trajeron se encontraba en estado crítico y nadie daba un duro por su vida, estuvo al borde de la muerte al menos tres veces, pero se aferró a ésta como si algo o alguien le impulsara a seguir viviendo.
Todos en el hospital se han extrañado que nadie le visite, ni tan siquiera ha recibido una llamada ¡nada! Sólo los de la aseguradora.
Según su expediente no tiene familia, es hijo único, sus padres fallecieron hacen dos años en un accidente de circulación, biólogo marino, 45 años, soltero.
Se comenta que la Dra. Bermúdez está enamorada de él ¿Y quién no? Es guapo; moreno, alto, muy interesante y con una constitución muy bien proporcionada, aunque en estos meses ha perdido masa muscular, pero seguro que pronto volverá a recuperarla.
Jamás comenta nada de su vida, y si alguien le pregunta sale con diplomacia con otro tema.
Todo el personal estaba intrigado con el nombre que pronunciaba cuando deliraba "Cristina" nadie sabe quién es, si alguna vez se le pregunta, esboza una pequeña sonrisa enmascarada de tristeza, contestando que no recuerda y que seguramente serán sólo sueños.
Se sospecha que esa mujer de nombre Cristina, tiene que ser la causante de tanta melancolía que le atesora. Le echaremos de menos, su educación, su dulce voz, sus modales, el nunca querer molestar. Sobre todo cuando se le tenía que limpiar y él azorado agachaba la cara como dándole vergüenza. Es una buena persona, espero que le vaya bien en la vida.

Continuara………….

71 comentarios:

  1. Fibo,me has encogido el corazón con tanta tristeza.Espero que el desenlace no traiga tanto dolor.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Fibo... la verdad, es una historia que me aprieta el corazón. Conmovedora, apasionada y llena de suspenso. Estoy encantada.
    Volveré pronto y agradezco tu cálida y gentil visita a mi espacio.
    Mientras tanto, te dejo muchos cariños y un fuerte abrazo desde Perú!

    ResponderEliminar
  3. Vaya historia mas bonita y triste espero que acabe bien, se lo merecen ¿no? anda no tardes mucho en terminarla que nos tienes en vilo.

    ResponderEliminar
  4. uufff Fibo ,sol menos mal que lo arreglaste y estas bien de salud, uuff las penas del corazón son difíciles porque la magia no existe y solo el tiempo las cura, muy bien logrado tocas al alma y la escena de Cristina uuff mágica aqui el experto eres tú jajaaj , lo has expresado exquisitamente, como siempre, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  5. Pasional y conmovedora historia,
    a esperar el desenlace.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Uffff ....cuantas emociones...
    Sigo esperando impaciente con lágrimas en los ojos...

    ResponderEliminar
  7. Amigoooooooooo, como que continuara que buen relato se pone cada ves más interesante esta buenísima, la historia, siempre es un placer leer a tan buen escritor.

    Un abrazo grande querido amigo y muchas gracias por tus comentarios en mi humilde espacio, que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  8. Increíble relato, con un abanico de sensaciones, que tengas buena semana

    ResponderEliminar
  9. Mi corazón ha vuelto a su lugar, pero lo has acelerado con el relato, siempre es importante el ver ambas visiones, la de ella me encanta, eres un angel, es divino tu tema, espero y desespero por el siguiente fragmento

    Besos Fibo

    ResponderEliminar
  10. Uy Fibo, que historia pobrecito y que hará ella le contará todo. Sigue que me encanta como escribes, te mando un beso y te me cuidas .

    ResponderEliminar
  11. ¿Me suena esta historia? ¿La habías subido antes? No sé...
    Encuentros, recuerdos volcanicos, desencuentros, y una atmósfera de melancolía, toques de género romántico.
    Seguro, es una buena persona Fibo, casi adivino lo que sucederá, es una buena persona Alberto...besito a la espera.

    ResponderEliminar
  12. Ainns que triste pero muy real, la vida esta llena de personas con historias como ésta, creo que Cristina está entre la espada y la pared. Espero nueva aventura pronto entre los dos jejejeje. Besitos y buen día.

    ResponderEliminar
  13. Pasional historia y emocionante, da gusto leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Fibbo!!!! Muchas veces la realidad supera la ficción!!!!! Tienes mucho arte y creatividad Fibbo, pero que mucho, mucho. Besos mil.

    ResponderEliminar
  15. Una mezcla explosiva tus letras de hoy.
    Pasión desenfrenada, amor en estado puro, un hijo, una historia de recuerdos y tristeza contenida.
    Un matrimonio de por medio y un esposo tal vez demasiado comprensivo.
    La verdad es que es una pena que no hayan terminado juntos... pero, quien sabe, la historia aun no ha terminado, igual tiene un final feliz.
    De momento la recuperación tras el accidente ya es algo positivo.
    Esperaremos la siguiente parte.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  16. Sigue interesante, lo que más me ha sorprendido es la amplitud de criterio del esposo de Cristina, muy raro en los hombres. Pero bueno es una narración y en ella pueden suceder milagros de ese tipo. Me gusta, te sigo.


    mariaorsa

    ResponderEliminar
  17. Tu precioso relato da fe de tu creatividad. Enhorabuena!
    Un abrazo desde Asturias, apreciado Fibo.

    ResponderEliminar
  18. Debo agradecerte mucho tu fidelidad en las visitas y siempre tus amables palabras.
    Referente a la tercera parte de tu relato, tienes una creatividad asombrasa.
    :)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Tiene que recuperarse bien y conocer a su hijo, quizas también recuperar a su amor. Muy bueno. Saludos. Seguiremos leyendo. Puertoarial.com

    ResponderEliminar
  20. Preciosa historia Fibo que toca el fondo del alma, mi admiración a tus letras y un abrazo,.

    ResponderEliminar
  21. Estremecedor! Pero a veces suele haber un final feliz, ojalá sea así. Muy bueno e interesante blog. Saludos cordiales y felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba.

    ResponderEliminar
  22. Muy buen relato Fibo, tienes mucho arte para dibujar historias, ojalá yo tuviese ese arte que tú tienes, y como siempre nos dejas con la guinda en la boca, siempre terminas el relato en el mejor momento, nos tienes enganchados, que bueno, ¿no?...esperamos la siguiente.Un beso y que tengas una buena tarde.

    ResponderEliminar
  23. Sigo opinando que eres un artista en el género erótico. Consigues transmitir sensaciones y placeres, todos los sentidos se dan cita en esos momentos que narras tan bien. Mantienes un tono de gran sensibilidad ante el sexo, de respeto por el acto amoroso que hace de esos párrafos una delicia. Gracias, maestro. En el relato que tenía que escribir tuve que saltarme las escenas eróticas como en las películas antiguas en las que después del beso se hacía un fundido en negro. Algún día tendré que lanzarme.
    Por lo demás el relato mantiene la intriga, la tensión narrativa. El lector queda a la expectativa deseando saber más y eso, Fibo, no lo hace cualquiera. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estas tardando en escribir...deja que fluyan los dedos sobre el teclado, y veras que fácil es...Todo/as hemos experimentado alguna vez esas sensaciones, sólo se trata de plasmarla en letras, y estas pesan muy pocos.
      Ánimo y p´alante.

      Un besote preciosa y linda MARTA.

      Eliminar
    2. Te haré caso, pero en la intimidad, por si sale un churro. Besos.

      Eliminar
  24. No aguanto las ganas de saber qué pasará. Espero que el final sea bueno porque el pobre lo está pasando fatal.
    Lo mejor el marido. No conozco a ningún hombre que actúe así ante una situación como la que relatas. El que más y el que menos se pondría furioso.
    A esperar de nuevo con impaciencia la siguiente entrega.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  25. Me esta gustando mucho tu historia,nos dejas con ganas de mas mas mas
    un beso

    ResponderEliminar
  26. aplausos pa'ti Fibo, eres un narrador con maña tiro y cancha
    felicitaciones


    abrazos y feliz semana

    ResponderEliminar
  27. Fibo, tus historias siempre me atrapan. Gracias amigo. Cuidate.

    ResponderEliminar
  28. Genial Fibo!!!!Tus historias son increible!!!

    ResponderEliminar
  29. e comenta que la Dra. Bermúdez está enamorada de él ¿Y quién no? Es guapo; moreno, alto, muy interesante y con una constitución muy bien proporcionada, aunque en estos meses ha perdido masa muscular, pero seguro que pronto volverá a recuperarla.

    Es suave con voz muy baja. El pelo con canas corto, lo lleva sin peinar Y esto le da el aire de un chico rebeldemente malcriado.
    Intelectualmente genial
    atrapa desde el primer momento que uno lo conoce.
    Es tímido por momentos y audaz en otros.
    Su boca grande y sensual trasmite lo que ella quiere que le trasmitan
    Su aroma sin colonia
    natural ...
    solo el jabón de una ducha caliente...
    Lo mira .La mira y en un segundo
    saben que seran
    el uno para el otro ....

    *****Forever and NEVER******

    ResponderEliminar
  30. Mi querido amigo
    Gracias por siempre estar y por dejarme soñar y volar con tus hermosas historias

    Fantasticas amigo!!!
    Besitos mi niño

    ResponderEliminar
  31. No tengo palabras Fibo, solo un nudo en la garganta.
    Te prefiero cuando escribes historias eróticas al menos con ellas no sufro, pero desde la del pobre abuelo que vivía solo,y esta triste historia de amor, lo paso mal.
    Con eso, con los sentimientos que nos transmites demuestras que eres un buen narrador, como diría mi abuela "para un roto y un descosío". Sabes llevarnos de la mano y manejando nuestros sentimientos. Te felicito.

    Un abrazo muy grande,

    Eva.

    ResponderEliminar
  32. ME QUEDO CON GANAS DE MÁS, ERES UN EXCELENTE NARRADOR, ATRAPAS.
    UN SALUDO
    MARIAN

    ResponderEliminar
  33. Pero si Fibo se queda con Cristina seria injusto para Alberto digo yo por mucho que su amor sea grande no es justo para Alberto que se quedara solo, no no no.

    ResponderEliminar
  34. Me gusta ver como logras con las letras conmover la fantasía femenina del gran amor.
    Tu personaje central, tu homónimo, es un gran donador de semen, el cual está colgado en un recuerdo pasional de momento mágico.
    Quizás visualizar una vida entera como posible pareja de Cristina le resulte, y queda en gran interrogante, pues ella fué infiel a su familia actual, y las mujeres son cambiantes en sus puntos de vista , los cuales están más allá de nuestra comprensión.
    Existen grandes amores que son como un bosque que se incendia y que se inmortalizan en el recuerdo, pero no dejan de ser meramente una idealización.
    El amor de pareja, el que forma familias es más exigente aún pues requiere bases muy sólidas de voluntad, de espíritu, de solidez y de pasión también, pero requiere la entereza de quien construye algo con más facetas de grandeza que tener un orgasmo de perro.

    ResponderEliminar
  35. Eres un maestro de la intriga, que nos deja colgados de la última palabra, para recomenzar en la próxima.
    He estado un buen rato siguiendo tu relato y aquí me quedo, esperando...
    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  36. El final que nos faltaba ¡Fantástico!

    ResponderEliminar
  37. Hola Fibito , muy bueno menos mal que no esta muerto el prota , pero ahora más friamente , creo que el marido de ella no se merece el que ella lo deje , no se a lo mejor me equivoco , besos y feliz finde besitos de Lm.

    ResponderEliminar
  38. Nada ni nadie nace por casualidad, incluso en éste cuento fantasía o realidad.
    Besos para ti guapo y lindo fin de semana.
    mar
    pd
    Dicen qeu uno escoge donde nacer...para venir a aprender y evolucionar....

    ResponderEliminar
  39. Lo que me encandila de tus relatos es la maña con que sabes conducirnos, siempre ávidos por saber más y más.
    De éste, reinante la bóveda erótica, se pone a prueba la intriga.
    Pero mira, que todos los protagonistas merecen final feliz. No sé qué epílogo nos aguarda.
    Eres un artista del relato, Fibo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  40. Fibo:Me ha dejado un regusto de nostalgia, casi tristeza y
    muchos recuerdos!!
    Un beso
    Amalia

    ResponderEliminar
  41. Hay que lindo pero nostalgico también. que lindo el bebé con tu nombre
    Fibo.. me gusta siempre leer tus relatos , por la magia que proyecta.

    un beso fibo lindo.

    ResponderEliminar
  42. Genial de principio a fin este relato que compartes Fibo, cuídate mucho amigo.

    ResponderEliminar
  43. gracias por tu huella FIBO
    abrazos y feliz fin de semana


    pd...lo de abrir la página pos, supongo que será cosa del servidor o de Blogger

    ResponderEliminar
  44. Fibooooooooooooooooo!!! ni te imaginas lo que te he echado de menoooooooos,que alegria ver que ya regresaste...yo he estado ausente tambien,pero ya estoy de vuelta uffff tus escritos que buenisimoooooos!!! Un abrazo inmensisimooooooooooo..

    ResponderEliminar
  45. Nos atrapas con tus supremas letras querido y admirado amigo. Deseando que pronto nos obsequies el desenlace final.
    Muchos besinos de esta amiga que te desea feliz inicio de semana con inmenso cariño.

    ResponderEliminar
  46. holaaaaa fibo amigachoooo bueno ya me tienes otra vez intrigaita pa ver cuando acaba esta historia uf que emocion y que derroche de amor jajaja eso busco yo un hombre asi pero que no se llame FIBO que ese es mu ligon jajajaja besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  47. Consigues engancharnos en cada entrega y nos dejas queriendo más. Qué penita por los dos, no hay manera de encontrarse.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  48. Fibonacci Fabuloso es un placer pasar por su blog.

    Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  49. Hola! Llego a tu sitio por un comentario tuyo en el blog colgado en la red, con tu permiso me quedo para seguirte.
    Excelente relato, te dejo un fuerte abrazo desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  50. Hola FIBO
    Atrapas con tus relatos tan bien escritos.
    Espero que Fibo también se enamore de la Dra. Bermúdez y vivan felices como siempre sucede, aunque conociendo tu estilo dudo que termine así jaja
    Un beso

    ResponderEliminar
  51. Si despues de tantas cosas terminan juntos es porque el amor siempre triunfa.Lo que me cuesta mas creer es la "super comprension" del marido.
    Estoy deseando ver como sigue.No tardes. Un bessito

    ResponderEliminar

  52. Fibbo dijo
    La sexualidad ha dejado de tener una finalidad puramente reproductiva para tener un significado afectivo y comunicativo, y en este sentido, no se puede entender la sexualidad sino como un componente más de ese mundo social creado por las personas.

    Así, la sexualidad ha dejado de estar únicamente regida por la fisiología para desarrollar un componente psicológico y social.
    Un besote preciosa.
    Fibbo:
    Pero cuándo fue por fines solamente reproductivos que no me enteré?????????
    :)
    Te dejo acá la respuesta ...porque no quiero que me encasilen con el tema sexual, ya que yo con mi blog y mi corazón soy mucho más.
    Un abrazo grande para ti y una linda semana.
    mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la evolución de nuestra especie querida Mar:

      Antiguamente se buscaba la sexualidad con una única finalidad, "la reproductiva". Paulatinamente se ha ido modificando por el principio hedonista de la búsqueda del placer.

      Aún hoy, hay sociedades donde el placer está prohibido para la mujer.

      Un besote preciosa.

      Eliminar
  53. pd
    si quieres lo lees y lo borras.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Muy interesante los que las mujeres escriben aqui

    ResponderEliminar
  55. Fibbo:
    Tienes razón no había pensado en paises que existé hasta el día de hoy la HORROROSA mala costumbre de que a las mujeres les cortan el clitoris para que no sientan placer, ufffffffffffffffffff y lo peor que esta permitido.
    PD
    Yo pensaba en la antiguedad y esto es reciente....en realidad lamentablemente por las mujeres que siguen PADECIENDO cosas horribles, TIENES RAZON AMGO LINDO, disculpa mi ignorancia o mi manera de evadir sin recordar situasión como esa las cuales no acepto y me duelen por ser mujer,
    UN ABRAZO GRANDE.
    Gracias por contentas y gracias por tomárlo bien.
    mar

    ResponderEliminar
  56. Hola Fibo cada día te superas,
    un texto erótico con mucha
    carga emotiva.
    Me da que cuando
    el galán se recupere el buenazo
    del marido ya se puede despedir
    de "su mujercita".

    Espero el próximo capítulo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  57. Que te puedo decir, si me dejas siempre enganchada anhelando la continuación del relato, lo desarrollas de manera que nos sumerjes en esa historia de amor que tristemente deja de ser ficción porque hay muchos casos en la vida real y la parte del encuentro, el erotismo con el que nos conduces al placer de los dos amantes, aynsssssssssssss.

    Aunque tarde, por aquí ando y no te olvido.

    Abrazos muchos, guapo.

    ResponderEliminar
  58. Hola Fibonacci , la verdad es que el protagonista , se esta metiendo en un jardín algo peligrosos , ya veras tu como al final , alguien sale perdiendo , espero la continuación , besos y guiños de Margarita*

    ResponderEliminar
  59. muchas gracias FIBO por tus huellas
    ten una jornada preciosa
    abrazos

    ResponderEliminar
  60. Hola bombonazo!!! jajjajajajjajja...Fibo me encanta que hayas aparecido en mi rincón del alma, con mis sabores, mis colores y mi mundo de pasión y fantasía. Con tu permiso me quedo contigo, a tu lado. Me encanta tu blog y me encanta......ayayyayaya ainnnnnnssssss...tu segunda casa, espectacular, para los amantes del mar como yo lo soy.

    Besazo de gominola...muackkk

    ResponderEliminar
  61. Bueno pues veremos más adelante a quien le toca en esta ocasión salir perdiendo,muy erótico este texto Fibo y nos tienes prisioneros con tus letras, esperamos el siguiente relato con entusiasmo,porque siempre nos dejas con ganas de más.Un beso de buenas noches decorado con angelitos.

    ResponderEliminar
  62. Estamos esperando ansios la continuación. Saludos y por aca puertoarial.com, algo que sabe a terror, mezclado con nazismo...mmm, ya de por sí el nazismo da terror. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  63. Ola,é um prazer passar aqui e ler esta interessante historia....Uma boa -noite e um grande abraço.

    ResponderEliminar
  64. Mi querida amigo
    Gracias por siempre mostrarme tu cariño
    Por siempre estar
    Te deseo un feliz fín de semana lleno de bendiciones
    Con cariñoVictoria.. *
    .. * . (\ *** /) * . *
    .* . * ( \(_)/ ) * *
    .* . * (_ /|\ _) . * .
    .* . * . /___\ * . .

    ResponderEliminar
  65. …yo quiero decirte que escribo poesía porque tú
    Me inspiras, escribo como el viento que roza nuestras
    Vidas, escribo como tú; cuando tú, me visitas.
    Hoy tengo una razón…felicitarte el día. Feliz domingo.
    Con besos de esta amiga.
    Marina

    ResponderEliminar
  66. Hola Fibo
    Un texto que transmite muchas sensaciones y emociones.
    (estoy segura de haberte comentado) Te dejo un besote.

    ResponderEliminar
  67. Hola, que bueno que hayas dejado una reseña, tus relatos son muy buenos, se han convertido en un lugar para escapar, la manera como escribes y describes logra que vea todos los detalles de lo que estas contando!!
    Saludos

    ResponderEliminar