LA PICONERA

LA PICONERA

domingo, 29 de abril de 2012

SEGUNDAS PARTES

     Después de un año retirado de esta cacharrería por motivos que intentaré explicaros seguidamente, quiero retomarla a continuación del post causante de mi ausencia, suprimiendo la entrada sin terminar, titulada: ¿Quién es el asesino? ya que me siento incapaz de continuar con ella en estos momentos.
 
   En primer lugar, quiero pediros perdón y agradeceros todas vuestras muestras de cariño, y preocupación hacia mí en vuestros comentarios de mi última entrega reseñada anteriormente, algo que no me esperaba, y que al leerlas me han emocionado.
    Todo se inició a raíz de la publicación del post “Carta Abierta” donde mi ex-pareja se puso en contacto conmigo después de diez años. Hubo una comunicación personal entre nosotros a través del correo y contactos telefónicos durante un cierto tiempo. Mis sentimientos volvieron a aflorar al volver a oír su melosa y dulce voz, era como si no hubiera pasado el tiempo y todo lo ocurrido fuera un mal sueño.
    Desde entonces dejé apartadas y abandonadas casi todas las cosas que hasta esas fechas realizaba, mi mente estaba constantemente con ella y con el dilema de querer volver a verla, un día me lie la manta a la cabeza y le propuse un reencuentro, a lo que ella accedió con mucha alegría.
    Los días precedentes fueron un sin vivir, los nervios me atenazaban por completo. ¡Y llegó el día! esa mañana muy temprano y con trescientos km por delante me llevaron al lugar de la cita.
   Allí estaba, la reconocí en la distancia, era inconfundible, media melena rubia, falda corta con tonalidades rojas, camisa blanca, zapatos y bolso a juego, con los años había ganado en belleza, nos saludamos con un par de besos en las mejillas y nos alabamos mutuamente.
    Las horas pasaron muy deprisa, yo era feliz y ella se mostraba dichosa (habíamos obviado sin acuerdo tácito no hablar del pasado), al llegar el anochecer y después de cenar, la invité a la habitación que tenía reservada en el hotel, ella accedió con un beso (su hijo lo había dejado con su amiga y no tenía problemas en pasar la noche conmigo).
    Fue una noche maravillosa, la amé y me amó, lloré y lloró, por mi mente no pasaba nada que no fueran esos instantes, me creí rejuvenecer, la sentí como si no hubieran pasado todos esos años, no me cansaba de abrazarla, sentirla, besarla, contemplarla, en esos instantes no existía nada más que ella, a pesar del cansancio del viaje y las horas sin dormir, no quería cerrar los ojos y descubrir que todo era un sueño, el amanecer nos sorprendió abrazados y haciendo el amor.
    A media mañana me dijo que se marchaba, que tenía que recoger a su hijo, eso sí, me propuso comer juntos, a lo que accedí gustoso y con ganas de conocerlo.
    A la hora prevista y tan puntual como la recordaba, hizo su aparición acompañada de su hijo, (fiel reflejo de ella). Me presentó como un buen amigo, y éste una vez había estrechado mi mano, no dejaba de mirarme insistentemente. Roto el hielo, me apabulló a las más variadas preguntas, resultando ser un chico muy despierto, alegre, y sobre todo muy bien educado, la velada estaba resultando de lo más agradable, en esos momentos me sentía un hombre feliz, hasta que llegó la fatídica pregunta -¿tú tienes hijos?,- no supe que responder, una lágrima brotó de mis ojos y la congoja se apoderó de mí… -¿Qué te pasa Fibo?- nada, no te preocupes, ha sido tan solo una mota que se me ha metido en el ojo, pero no, no tengo hijos.
    Seguidamente se dio por finalizada la comida, ella trabajaba esa tarde, y tenía que llevar al niño a casa de su abuela, nos despedimos y quedamos en que me llamaría por teléfono una vez acabada su jornada laboral.
    El reencuentro no fue como el deseo primitivo o animal, donde impera ese instinto innato en todos los seres llevado por el deseo y la lujuria, donde las emociones, lloros, sufrimientos y pesares quedan aparcados visceralmente. En esos momentos mandaba el corazón y los rescoldos del amor, las promesas, los sueños de toda una vida juntos hasta envejecer el uno al lado del otro, su mirada tibia y jovial, sus rizos amarillos desparramados sobre mi cara, su olor corporal, su perfume, su cuerpo pegado al mío, su risa, nuestra casa, nuestros futuros hijos, todo un coctel de un pasado que volvió a activarse.
    Una vez en el hotel, salió a relucir esa dualidad que todos poseemos e hizo aflorar los fantasmas del pasado, y como un hierro candente la conciencia luchó y se incrustó en el corazón venciéndolo en tal desigual batalla. No podía volver con ella y menos volver a amarla.
    Tumbado en la vacía cama de hotel, con la mirada perdida en el techo, dejé que mi corazón se apagara deshecho y desconectado, dejando que se apoderara de mi memoria los recuerdos de su traición, y cada vez que observara a su hijo, que podía haber sido mío, mi cabeza se trasladaría al momento del engaño, a esos días, meses y años que sufrí sus palabras hirientes en el momento del abandono, martilleando incansablemente mi cerebro como el martillo del herrero golpea el yunque doblegando el acero.
    Vuelvo a la cruda y pura realidad. Ella no me merece y no puedo perdonarla, aún así, parte de mi corazón es suyo, aunque roto, desgajado, zurcido y remendado, pero suyo.
    Ella formó parte de mi vida de una forma especial, calándome tan hondo que esa huella siempre estará conmigo para bien o para mal, ahora creo que de esas llamas solo quedan las cenizas de sus brazas, nada más.
    Seguidamente recogí mis pertenencias abandonando el hotel y la ciudad regresando a mi aldea, una vez en ella, recibí su llamada telefónica y le expliqué los motivos de mi marcha, no me reprochó nada en absoluto y con un sollozo entrecortado, me colgó el teléfono.
   Ahora tan solo me queda la imagen del restaurante, una mesa redonda y tres comensales riendo felices, mi trabajo y el volver a retomar esta página donde iré desgranando pasajes de mi vida, donde tanto trabajo me costó ir olvidando, a volver a crearme nuevamente, y a olvidar el caos y el agotamiento mental sobre su reencuentro y recuerdos.
    Sin embargo, ahora mis lágrimas derramadas tendrán un valor y un sentimiento especial, porque ahora tú que me lees querida amiga…..sabes de mi historia, andanzas, de mi soledad y de mi retiro, ¡ahora tú, eres cómplice mía en esta cacharrería!

73 comentarios:

  1. Ay fibo me alegra tanto verte, pero me da mucha pena que tu historia no saliera como tu deseabas y que las cosas terminaran asi. Te mando un abrazo y ya sabes que cuentas con mi cariño y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Fibo, tengo una alegría inmensa de volver a leerte porque sé que estás ahí y has vuelto a nuestra gran familia Blogera, tu historia que te voy a contar, creo que has hecho lo que buenamente ha dictado tu mente, no así tu corazón. La verdad creo has acertado con la decisión tomada, pues alguien que traiciona así, puedo volverlo hacer, y además siempre queda la duda en el aire. No hubiera sido lo mismo y más vale dejarlo así.


    Besitos y abrazos con mi cariño, hoy te regalo una sonrisa ^_^

    ResponderEliminar
  3. Me alegra tu vuelta querido amigo...los motivos no importan...y gracias. Un beso. Lía

    ResponderEliminar
  4. Me alegro Fibo de tu vuelta, se te echaba de menos.T historia es muy bonita, y tú decisión es la que t.u has decidido, a veces el perdón puede justificarse si merece la pena.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. A mi me da gusto saber que estas de regreso.


    Un abrazo Fibo

    ResponderEliminar
  6. Re-bienvenido, Fibo!!! :D Se te echaba de menos.

    Besoooooooooooo grande para ese corazoncito. Ainsssss... Qué disgustillos nos da, joer. Cuando veas que se te va a poner más pocho dame un toque, que siempre llevo en el bolso un desfibrilador. ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola querido amigo Fibo que sorpresa más bella volver a leerte pensé que nunca más volverías a tu blog, es una historia muy bonita a pesar del nostálgico final, sigues siendo el mismo en tus escritos los atrapas de principio a fin me alegro mucho de volver a leerte aunque yo ya no soy la misma no escribo como antes, pero seguiré leyendo tus interesantes historias.

    Un gran abrazo que tengas un feliz regreso a tu blog y bien venido al mundo bloggero.

    ResponderEliminar
  8. Hola Fibo, un retorno brillante. Este relato, entre realidad y ficción o pura realidad convertida en relato es una muestra de tu inagotable creación.

    Siempre me pregunté en que terminaría aquel cuento que dejaste inconcluso y en el que me había metido de lleno, pero pensé que como muchos otros amigos, habías alzado el ala por cansancio y que no volverías. Te doy la bienvenida y espero que perdure.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Querido Fibonaci , pense que no volverias y no sabes la alegria que meda el volver a verte , soy yo tu amiga Little Moon , eso si con un cambio de avatar , no sabes lo que te hemos hechado de menos al menos yo , pense que te pusiste enfermo , gracias por volver me alegro por tu llegada amigo , y no te preocupes entre todos intentaremos aydarte , que no lo paese mal .

    Pd; espero que algun día , nos termines la novela que contanto gusto nos deleitabas , con el misterio de quien es el asesino , besos de tu amiga Lm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo , se me olvido decirte que yo soy tu amiga Pitufa es que ahora me llamo Little Moon , es que pense que ya era hora de dar un cambio radical a mi avatar ya que era un poco Infantíl , y decidi poner este y darle un cambio a mi blog , que espero que te pases por mi casita virtual y me hagas una visita , vale nos vemos y me alegro de que estes de nuevo con nosotros .

      Eliminar
  10. Me alegro de tu vuelta, aunque sea con esta entrada cargada de sentimientos.
    Espero que veas en tu blog esa tarta de milhojas, esas hojas que somos cada visita y cada comentario de ánimo... ¡ánimo Fibo!

    ResponderEliminar
  11. En primer lugar, fue una gran alegría saber que habías vuelto, pero luego de leer la entrada, la alegría se apagó un tanto. Sin embargo, has sabido contarlo tan bien, que me pareció estar leyendo una mininovela, con lo cual la alegría volvió.
    No voy a opinar de lo sucedido, pues cada uno vive su vida como puede, pero sí es destacable el valor que tiene para ti... y eso sí que puedo decir que me llegó.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  12. Bueno Fibo, pues yo no voy a ser menos, también me alegro de tu vuelta, ya era hora, y por supuesto, que no importan los motivos,la verdad es que, a menudo me acordaba de ti,y tenerte de nuevo, me parece mentira, un cuento de esos que andan por ahí!!....Me alegra muchísimo tu regreso, ya puedes preparar la mente para deleitarnos...Te mando un fuerte abrazo, y un beso de buenas noches...Muackss!!

    ResponderEliminar
  13. Que alegria "verte" y saber que estas "bien". Bienvenido a este mundo otra vez.
    Menudo añito que te has pasado... no lo quisiera ni regalado. pero tu eres fuerte y conseguiras seguir adelante y ser feliz.
    Se te hechaba de menos, lo sepas. Un bessito

    ResponderEliminar
  14. Querido Fibo:

    Siento que tu historia saliera mal; hay cosas que no se pueden perdonar, porque si lo hacemos nos persiguen y dañan durante es resto de nuestra vida. Es dolorosísimo pero es mejor cortar por lo sano.

    Me alegra mucho que hayas vuelto.
    Te echaba de menos.

    PD: En estos meses San Blogger ha complicado un montón lo de la palabrita de los comentarios; sería de agradecer que la quitaras, para facilitar que pudieramos dejarte nuestras huellas más a menudo.
    ;)

    Otro beso fuerte ( o dos).

    Un beso animoso ( o dos).

    ResponderEliminar
  15. Cada uno vive su vida como la quiere
    simplemente eso...
    Saludos

    ResponderEliminar



  16. Hoy estamos de celebración, La gata coqueta ha cumplido cuatro años de puertas abiertas a la calidez de la amistad y a la ética de los sentimientos.

    ¿Me acompañas?

    El champagne para festejar,
    En grado óptimo te espera
    Y en sus burbujas, la sonrisa puedas reflejar

    La tarta también la termino de recibir,
    Para endulzar
    El camino sin a la dieta cohibir

    Las rosas de la floristería van entrando
    De diferentes colores,
    Para ir reinando, con aromas de coquetería

    Y el piano al fondo ya está interpretando
    “Amigos para siempre”
    Quienes te darán la bienvenida brindando

    ¡¡CHIN CHIN!!

    Y por sorpresa dos regalos;

    *Un abrazo con mucho amor
    *Y ¡Gracias por tu cariño!
    Que te seducirán el corazón

    Un dulce y tierno beso

    María del Carmen


    ResponderEliminar
  17. Hola, me llamo Emylia y llegue hasta tu blog por una Dama que se llama Little Moon, quien me recomendó el visitarte y así conocer un poquito de ti. Tienes en ella a una verdadera AMIGA, en verdad.

    Toda una historia la tuya, sobre la cual no me siento con autoridad moral para opinar, dado que no te conozco lo suficiente. Aunque como soy una romántica perdida, siento mucho que vuestro encuentro no haya cumplido con tus expectativas. Lo importante nuevo amigo, es que hallas logrado cerrar un circulo.. tod@s tenemos historias semejantes pero para continuar por la vida felices y con renovada esperanza debemos dejar atrás un pasado que no pudo ser.. y del cual te has liberado, por fin !

    Me encantaría contar con tu amistad.
    Te invito a que pases por mi " Rincón ", seras bienvenido y con gran placer desde mi.

    Cariños Fibo.

    ResponderEliminar
  18. Hola: Volver a leerte...sonrío....
    No entiendo y si entiendo lo que hay entre las sábanas del sexo...En los momentos de pasión entre el calor del dormir y amar no nos acordamos del otro momento.Cuando salimos "dentre las sabanas" la mente piensa sin el cuerpo.
    Y analizar es lo malo.
    Por tu edad y por lo que veo
    No somos niños si los tuvimos ya son grandes....ni los tenemos....
    Es vivir mejor que analizar el momento .Si ella responde escribir lo que quieras que te pase y te pasaré..te lo prometo...

    Perdonar es triunfar....y aunque no lo olvides disfrutar lo que fuiste tuviste con ella....
    bueno te lo dejo a tu entendimiento
    Jazmines con aroma a luna plateada te dejo en el umbral de tu blog
    brindo por vos y por Ella....



    por tu regreso

    ResponderEliminar
  19. Vuelves con ese estilo tuyo tan personal y ameno y que he echado de menos.
    Bienvenido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. He leido a Little Moon en su blog hablar de ti y aqui estoy para conocerte, lo q he leido hasta ahora me gusta, asi q con t permiso, me quedo y te sigo.

    Te invito a mi humilde rincon q espero sea de tu agrado.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Así es Fibo, a veces vivimos a la sombra de lo que pudo haber sido, pero lo mejor es dejar ir las cosas, y superarlas, mejor prepararse para lo que viene, que puede ser mejor.
    Que bien, que regreses al blog, se extrañaban sus letras.

    ResponderEliminar
  22. No es fácil olvidar..aunque si se ama de verdad debemos perdonar

    ResponderEliminar
  23. Hola Fibo, que alegria leerte de nuevo, gracias por no olvidar el camino a Cafepoetas amigo pero que triste es leer estas letras que duelen, asi es la vida aveces, pero tienes que seguir adelante amigo llevando esos recuerdos que no olvidaras, asi tenia que ser, aveces tenemos que resignarnos y conformarnos con lo que la vida nos ofrece. Fibo, un placer saberte de regreso amigo. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  24. :)
    Hola lindo.
    Que bueno saberte de vuelta!!
    Las decisiones siempre son difíciles de tomar, pero si no se prueba ese regreso, no se vive...

    Besos, Fibo.

    ResponderEliminar
  25. Hola amigo Fibonacci , soy la prima pequeña de Little Moon , y la verdad es que como soy nueva en esto , me gustaria ser una más de tus seguidoras , si a ti no te molesta ya que me gusta mucho tu blog , y lo que en el cuentas , lamento mucho lo sucedido pero yo pienso que el tiempo lo cura todo , un mimito lleno de cariño , de Margarita *

    ResponderEliminar
  26. fibo amigo aqui me tienes llorosa por ti por ese amor que aun quema en tu pecho, pero a veces amigo hay que perdonar y si no quieres empezar un nueva via con ella no la vivas, pero perdona, ya sabes que yo te entiendo por que sufri tanto como tú y sabes hace unos dias apareció otra vez en mi via, y yo no abro las puertas de mi corazon por que el mieo a volver a ese sufrimiento que casi loca me dejó es mucho, pero yo solo digo que dios es mu justo y ella perdió mas que tú dejo ir a un hombre maravilloso y de un gran corazon que me ha tenio en vela muchoooooooo tiempooooooooo, pero aun puees rehacer tu via encontrar a una mujer que te llene y te la llevas a tu aldea vale ? eres una preciosiá asi que no tenias ninguna obligacion de contarnos esto asiasssssssssssssssssss querido amigo por ser como eres UNA GRAN PERSONA un muasckkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  27. Bueno Querido amigo, me alegra saber que estás bien, vivito y coleando. Pensé tantas cosas, hasta que luego me fui olvidando de ti, hoy te visto de nuevo y al leerte me dije, sigue siendo el mismo, no ha cambiado.

    Recuerda que nos debes el final de tu novela....

    mariarosa

    ResponderEliminar
  28. Paso a saludarte Fibo, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  29. Guapetón, no opinaré sobre tu historia, solo te doy un beso, un abrazo muy fuerte y te digo que te extrañé muchooooooooooooo...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  30. Te he visto en el blog de Carmen Silza y me ha alegrado un monton de saber que has vuelto...sobre la entrada nada mas que aqui tienes una amiga para lo que necesites...y dejemos que la herida cierre con amor y olvido, son decisiones muy difíciles, dolorosas pero nos estas solo cielo, aquí estamos y te queremos...gracias por abrir tu hermosa alma y compartirnos tu dolor...un abrazo muy cariñoso de tu amiga Arwen...

    ResponderEliminar
  31. Hola Fibo qué grata sorpresa
    el hallarte de nuevo,
    de nuestras experiencias
    siempre aprendemos algo
    eso nos permite ir madurando
    para enfrentarnos con más fuerza
    a los vaivenes de la vida.

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Me alegro retomar tu blog nuevamente. Algunas veces me pregunté que había sido de ti, pero ya veo que te encuentras bien y eso es lo importante.Bienvenido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  33. Hola Fibo .
    Gracias por tu paso por mi blog y por el bonito comentario que me has dejado.
    Leo que se te quiere .
    Tu post rezuma amor a pesar de la decisión que has tomado .
    Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas . Pero cada persona debe decidir por si misma .
    Supongo que has puesto en una balanza los pros y los contras de la situación ..
    Tan sólo un consejo : no te mientas a ti mismo que a la larga puede ser perjudicial para ti .
    Pero si lo tienes claro : que ya no la amas , que no confías en ella ... pues chapeau por tu elección .
    Por lo menos has tenido la posibilidad de una segunda oportunidad y ello te ha llevado a pensar " con los pies en suelo " .
    He estado casada 30 años con una persona a la que creí conocer y " un buen día " se fue con otra ..
    Ya hace cuatro años de ello .
    Pero me costó mucho asimilarlo , pues yo le quería más de que me imaginaba.
    El tiempo cicatriza las heridas y ya lo superé .

    Me gusta tu blog y me he hecho seguidora .
    Escribes genial !!
    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
  34. Hola Fibo, vengo del blog de Dulce. Me he reído un poco de que tu le digas preciosa...pero bueno, ya descubrirás el por qué. venía a decirte que no te molestaras conmigo, que solo es un juego...pero he leído y lo cierto es que me has hecho llorar...Podría decirte cosas, pero aún no te conozco, quizá algún día me atreva a opinar, hoy no.

    Solo quiero dejarte un abrazo cálido y sentido que te caliente un poquito el alma.

    Dejado queda.

    ResponderEliminar
  35. Hay momentos en la vida en los que tenemos que detenernos un momento a respirar profundamente y disfrutar de lo que tenemos a nuestro alrededor. Yo lo hago de vez en cuando, y me sienta fenomenal. Bienvenido al mundo bloguero de nuevo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  36. Escribes muy bien, Fibo.

    La vida puede volver a comenzar, no lo dudes.

    La decisión que tomaste fue la correcta. Es triste lo que te pasó, pero seguramente se te abrirán nuevas oportunidades mejores que la anterior.

    Abrazos
    Ana

    ResponderEliminar
  37. Gracias por tus palabras dejadas en mi blog.

    Siento que tu historia no saliera bien. Nadie dijo que la vida fuera un camino de rosas. Las espinas hay que ir arrancándolas poco a poco, para conseguir ser feliz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Me ha emocionado tu historia, lastima que los recuerdos mandasen mas que el corazón

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Hola Fibo, ya me preguntaba yo si habías desaparecido del mapa, me alegro de tu vuelta, mis felicitaciones por tu escrito, y agradecida de pasar por mi blog a comentar, seguimos en contacto, un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Viernes por la tarde tengo la ventana abierta y vuelvo a leerte mientras la brisa del lago me despeina suavemente.Cuando uno quiere de verdad y con todo el corazon... tratar de nuevo no es malo...No explicás claramente lo que te llevo a dejarla. Miedos ocultos? inseguridades?
    cuando la pasion es tan buena y los momentos son mejores es mejor perdonar .jaja!!!!!!!!!!!!dale pensala de nuevo
    Besos con chocolate

    ResponderEliminar
  41. Me alegra verte de nuevo, haces falta.
    Gracias por visitarme...en dos días publicaré.
    Un abrazo colombiano

    ResponderEliminar
  42. Fibooooo!!!! Me alegra mucho, mucho que hayas vuelto. En este espacio no importan los motivos de tu paréntesis, el caso es que tú estés bien... y si estás un poco bajo de ánimo para eso estamos por aqui, porque las penas compartidas son menos penas y las alegrías compartidas son más alegres.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  43. Vuelvo para decirte que tienes razón. Sobre todo porque Dulce será y es aquello que cada uno quiera que sea.

    La ternura es uno de los sentimientos que más me gusta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Hola Fibo, gracias por volver amigo. Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  45. Que alegria volver a verte!
    Madre mia que historia!
    Hay personas que llevaremos toda la vida en el corazón, pero que por motivos no podemos compartir con ellos más que eso, el recuerdo de aquellas sonrisas...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  46. Hola Fibo:
    Feliz regreso y reencuentro con tu casita virtual...Las decisiones de nuestra vida son tan personales que no se puede opinar, solo tú conoces tu corazón, solo tú sabes de lo que es capaz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Hola Fibo....me alegro que estés nuevamente por aquí....a veces la vida nos lleva por una espiral hasta un punto en el que nos detuvimos un día, para hacernos vivir lo que no vivimos, para saber lo que pasó...es una experiencia...quédate con lo bonito de esa relación y con la amistad de quien fue tu amor...y bienvenido...espero que retomes tus escritos como antes, si puedes...claro....besooosss

    ResponderEliminar
  48. Demasiado feliz de saber que estas, Fibo, y que estas bien, ya te leere con calma, saboreando tus letras, un abrazo gigante con muchisimo cariño,

    ResponderEliminar
  49. Ay la vida Fibo ¡ Cómo nos desarmamos para volver a recomponernos...
    Un abrazo fuerte desde mi Galicia.
    Madeira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo responder por este lugar...pero tú Madeira te lo mereces, nos conocemos a través de este espacio hace ya casi tres años, e incluso te dediqué unas de mis poesias que no tienen ni pié ni cabeza...te doy las gracias más efusiva por seguirme, eres un sol...algún día nos comeremos esa mariscada gallega que nos debemos...un besote preciosa.

      Eliminar
    2. Gracias Fibo. Te deseo todo, todo lo mejor y de corazón.
      Un abrazo de los grandes ehhh.
      Madeira

      ¿Cuándo las poesías tuvieron pies o cabeza? jjaja. Gracias.

      Eliminar
  50. Me alegro de verte por aqui.
    Que dificil es el mundo de las emociones , sus entresijos, sus cruzadas....Enhorabuena por tener la fortaleza de seguir con tu vida y tu camino.
    Un beso Fibo.

    ResponderEliminar
  51. Hola FIBO
    Celebro tu regreso luego de esas "vacaciones" tomadas con todo derecho.
    Entiendo que a veces hay decisiones que muchas veces son difíciles de tomar porque son trascendentales en nuestra vida, pero que son necesarias y tu decidiste.
    Un fuerte abrazo y que logres sintonizarte con lo que sea que desees de verdad.

    ResponderEliminar
  52. Estou feliz com sua volta senti muito sua ausência
    agradeço de coração por ter me visitado.
    Estarei torcendo por você sempre ,,li a carta me emocionei
    muito sei o quando dói passar por essa luta.
    O coração dói ficamos absolutamente machucado temos que ser suficientemente fortes isso deu para perceber que és.
    Um beijo no coração lindo final de semana .
    Obrigada pelo carinho da sua visita.
    Evanir.

    ResponderEliminar
  53. UN GUSTAZO SABER QUE ESTAS DE VUELTA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  54. hola Fibo,
    un gusto muy grande haber leído tu comentario. Gracias por venir a saludarme. Ya me preguntaba donde estabas? Tu marcha sin despedida fue sorprendente. Pero en tu escrito ya me entero de tu desaparición repentina. Se bien benido amigo. Espero que tenga la misma intensidad en tus escritos como lo demuestras en tu relato de reincorporación.

    un gusto saludarte y abrazarte^^

    ResponderEliminar
  55. Veo que falta una foto de mi tierra, yo no conocía tu blog, y me gusta que estés de vuelta, y así poder conocerte

    un beso

    ResponderEliminar
  56. Cuantas mujeres te siguen Me ha llamado la atencion que no haya hombres ya que escribes muy bien
    un saludo

    ResponderEliminar
  57. Hola amigo , Fibo paso para darte las gracias por el cariñoso comentario que me dejaste en mi blog , el otro día eres un buen hombre y yo también pienso , que nos vamos a llevar muy bien , un beso de Margarita.

    ResponderEliminar
  58. holaaaa fibo pintor de las letras ajajaja llego en la tarde que mira me ha puesto un algo animáaaa sikiyoooooo no hagas caso a lo que escribooooooo no creas toooo lo que escribo amigo jajajaa besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  59. Me alegra hayas regresado. Seas bienvenido!
    Respecto a tu publicación, decirte que has logrado emocionarme. Gracias por compartir sentimientos.
    Un abrazo desde Asturias, apreciado amigo.

    ResponderEliminar
  60. Pasando a visitarte y desearte una feliz semana.

    Besos

    ResponderEliminar
  61. Hola Fibo guapo , ¡¡¡¡Que te a pasao !!! con el dedito loco , que se te a escapao , la publicación de "Maquiavelo y tu " y entro y no esta , ja,ja,ja, ainnnnnns , sabes suele pasar eso , cuando uno lleva prisa ,zass se le escapa lo que tenías preparado para publicar , bueno guapo no te preocupes a mi , me pasa muy amenudo , te mando un fuerte beso de Lm. Volvere ,vale .

    ResponderEliminar
  62. Bienvenido Fibo, te añoraba. Gracias por volver a comentarme.

    La verdad amigo, estamos remendados de vivir la vida, complicado volver a pisar un camino andado, y doloroso, imposible de no crear un camino nuevo, borrón y cuenta nueva.
    Ánimos Fibo, me alegra verte y espero tus suculentos escritos.
    Un beso cariñoso.

    ResponderEliminar
  63. Y la vida, como digo yo lo pone todo en su lugar con sabiduria, a cada uno en su sitio. Tuviste una segunda oportunidad en el amor, ella también y todo está ya concluso.
    No me corresponde a mí analizar, menos aún juzgarte. Tuvo que ser y fué y luego de su marcha, de paladear sus recuerdos amargos del pasado, te sentiste muy solo.
    Creo que, con el paso de los días, según he leído te recuperaste y hasta hoy.
    Considero muy valiente este post, ya que no nos debes explicaciónes.
    Lo único que me importa es que estés ya bien y con ganas de seguir hacia adelante.
    Yo, al igual que tú, quiero con el alma a Madeira, si sabes de ella dile de mí que un beso en la distancia. Yo la perdí como amiga. Cosas de la vida que no supe nunca.
    Un abrazo y hacia adelante, hay mucho que escribir, no?

    ResponderEliminar
  64. Hace dos domingos un amigo me preguntaba: -¿as vuelto a verla?

    ¡No! y creo que no quiero volver a verla. Me da miedo creo.

    Aunque la cabeza a ratos me decía lo contrario. Pero creo que no, hay cosas que es mejor dejarlas como estan y ahora al fin y al cabo tan solo me quedan los buenos recuerdos en el fondo.

    Desapareciste.

    Bueno estas por aqui de nuevo. Ya nos veremos.

    Erik.

    ResponderEliminar
  65. Buena enseñanza Fibo para los que estamos pensando en el reencuentro con el amado. Yo sé que él no me quiere, que nunca lo ha hecho, si no no me habría hecho tanto daño, sin duda. Ahora, más claro que nunca que ni lo buscaré ni claudicaré a sus intereses por verme, porque lo único que quiere es hacerme más daño del que puedo soportar.
    Gracias y un enorme beso.

    ResponderEliminar
  66. Hola Fibo:
    Me alegra el saber que volviste a tu blog, se te extrañaba!!.
    Lamento lo que te sucedió y los motivos de tu ausencia, pero ojalá que tengas algún tiempo para que reflexiones y la perdones, verás que todo se tornará mejor, tu dia a dia... yo lo he comprobado!!.
    Un besoteee y te seguiremos leyendooo.....
    Manejas tus historias de tal forma que nos enganchann...

    ResponderEliminar
  67. Hola Fibo. En realidad te vi aparecer un día por mi blog y hasta me sorprendió. Es curiosa la familiaridad que llegamos a tener con ciertas publicaciones, y cuando vuelven a llegar, a pesar de sus ausencias, es como si llegara alguien conocido, o un familiar, a nuestra casa.
    He pasado por la entrada reciente, pero afortunadamente di para abajo y leí ésta.
    No puedo hablar de las razones del corazón que te llevaron a ir, y te impulsaron a volver, pero sean las que sean ... son los dictámenes de tu interior, a los que a vece debemos respeto.
    Me alegra leerte de nuevo, me gusta tu tono cercano y literario, y me gusta encontrarte.
    Besos amigo.

    Enhorabuena por tu retorno a las letras.

    ResponderEliminar
  68. Bueno, he venido de visita porque te he leído en el blog de Erik y he leído que viste al Bruce... yo voy a verlo el jueves y quería preguntarte por él.

    Y me he encontrado con este relato de tu reencuentro...., me ha dejado tocada...

    Voy a quedarme por aquí ahora que has vuelto.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  69. !!Hola,Fibo!!

    He venido para seguir leyendo tus textos,me han entusiasmado,y me he encontrado con este en el q hablas de la traicion,la alegria del encuentro y del dificil paso del olvido por el daño infligido.

    Pienso q ahora vas a estar bien,has dado un paso muy valiente,te admiro por ello.Si me lo permites te voy a agregar a mi blogroll,para mi es un honor poder tener tu blog en el.Muchas gracias por tus visitas y amables palabras a mi humilde espacio, muchisimos besos,Fibo.

    ResponderEliminar
  70. tebleo amigo mío y deseo que todo haya pasado los fantasmas regresan pero son fantasmas, vuelven a partir. Gracias por escribir esto. Un beso y seguiré tus cacharrerias

    ResponderEliminar